Julio Cesar Chavez JrMéxico.-El ex campeón mundial mexicano Julio César Chávez Carrasco está convencido que le ganó al estadounidense Brian Vera, el 28 de septiembre en el StubHub Center, de Carson, California, por lo que considera no es factible concederle la revancha a su rival.

La polémica decisión unánime que favoreció al Junior Chávez tuvo el respaldo de los jueces Carla Cáiz (96-94), Marty Denkin (97-93) y Gwen Adair (98-92), quienes escamotearon la victoria a Vera, el púgil que pegó mucho más a lo largo de los 10 asaltos.

“Sé que me faltó cerrar, noquear e impresionar, pues yo era favorito”, dijo Chávez Carrasco al sitio “Terra.com”. “Aún así, sinceramente creo que le gané seis rounds a Vera, pero jamás me había tocado pelear con una mano lesionada”.

El Junior es consciente que la gran mayoría de los fanáticos y expertos que observaron el pleito estima que “El Guerrero” Vera mereció salir con el brazo en alto. Aún así sostiene su criterio…

“Respeto la opinión de fanáticos y analistas, pero eso para mi no es nuevo que sean así conmigo, pues cuando peleé con (el alemán Sebastian) Zbik también a él le dieron la pelea”, añadió el Hijo de la Leyenda. “Sé que hice mi trabajo bien, no sólo se gana tirando muchos golpes y fallándolos, se gana conectando y lastimando y yo a Vera lo lastimé varias veces, lástima que no pude rematarlo”.

Chávez (47-1-1, 32 KOs) reconoció que el pleito no fue fácil y al mismo tiempo rechazó un nuevo enfrentamiento versus Vera (23-7-0, 14 KOs).

“Esta pelea me dejó muchas enseñanzas, sobre todo confianza”, afirmó Chávez Jr., quien tuvo dificultades para hacer el peso de 168 libras y obligó a pactar en 173. “Fue una pelea muy cerrada, donde el muchacho (Vera) le echó muchas ganas y a mi me faltó tirar más golpes para cerrar, pero no creo que sea viable darle una revancha, porque entonces estaría dando crédito a que fue un robo, a que me ganó la pelea y no fue así”.

En su pelea anterior, Chávez Jr. perdió por unanimidad el invicto y el título mediano del Consejo Mundial (CMB) ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, el 15 de septiembre de 2012, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas.

Tras el combate, Chávez Jr. dio positivo a marihuana y fue suspendido durante nueve meses, además de verse obligado a pagar una multa de 100 mil dólares a la Comisión de Boxeo de Nevada.

El boxeador azteca explicó que intentará cumplir con la báscula en las 168 libras, con inclinación a chocar frente al australiano Sakio “El Escorpión” Bika, monarca mediano del Consejo Mundial (CMB).

Otra posibilidad sería rivalizar con el ganador de la reyerta entre Arthur Abraham y Robert Stieglitz, o quizás ante el invicto estadounidense Andre “El Hijo de Dios” Ward, quien ya recuperado de las lesiones tiene programado para el 16 de noviembre un pleito frente al dominicano Edwin Rodríguez en el Citizens Business Bank Arena de Ontario, California.

“Si quiero recuperar todo lo que tenía, tendré que entrenar más fuerte y pelear seguido”, puntualizó Chávez Carrasco. “Ahora con mi equipo he estado discutiendo y creo que pelearé a las 168 libas, pues 160 es mucho sacrificio y por ahora no disputaría títulos”.

Comenta sobre este articulo