Maravilla MartinezCuando hace pocos días el mexicano Julio César Chávez Jr. negó la posibilidad de la revancha al estadounidense Bryan Vera, no imaginó que sería víctima de la Ley de Talión, pues quien obra o actúa mal, no puede esperar que los demás se comporten mejor de cómo él lo hizo.

Gracias a tres cegatos jueces, el Junior Chávez recibió injusto fallo unánime frente a Vera el 28 de septiembre en el StubHub Center, de Carson, California y casi de inmediato expresó que no era factible otorgarle el desquite a su adversario, porque podía prestarse a dudas sobre la victoria, que según él había alcanzado en forma inobjetable.

“Fue una pelea muy cerrada, donde el muchacho (Vera) le echó muchas ganas y a mi me faltó tirar más golpes para cerrar, pero no creo que sea viable darle una revancha, porque entonces estaría dando crédito a que fue un robo, a que me ganó la pelea y no fue así”, dijo Chávez Carrasco.

Pero como “quien a hierro mata, a hierro muere”, el argentino Sergio “Maravilla” Martínez también expresó que no se enfrentaría nuevamente al Hijo de la Leyenda, después que lo derrotó por unanimidad el 15 de septiembre de 2012 en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas.

Con el triunfo, “Maravilla” Martínez le rompió el invicto a Chávez Jr. y además le arrebató el cinturón del Consejo Mundial (CMB), que había defendido exitosamente en tres ocasiones desde 2011.

“(Sergio) Martínez me llamó y me dijo que el Junior no se merece la revancha, aparte de que sabemos que no hará el peso”, dijo Sampson Lewkowicz, manejador de la carrera de “Maravilla”. “Pero igualmente, así haga el peso no se merece la revancha porque no tiene respeto por el deporte”.

Gloria del deporte mexicano e integrante del Salón de la Fama, el padre del Junior – del mismo nombre – afirmó que su vástago tiene que corregir muchas cosas para escalar nuevamente a la cima del pugilismo

“Julio tiene que tomar otras actitudes y ver el boxeo de otra manera, porque así no se puede”, dijo La Leyenda Chávez Sr. “Muchas cosas andan mal y si quiere regresar a los primeros planos tiene que dedicarse a su profesión”.

Lewkowickz ratificó que su representado continúa recuperándose de las lesiones que tuvo en el choque ante el británico Martin Murray el 27 de abril en Buenos Aires, por lo que no regresará al cuadrilátero hasta 2014, aunque tras el dudoso triunfo de Chávez Carrasco se enfocará hacia otros rivales.

Añadió que se vislumbra la posibilidad de una pelea entre Martínez y el ex campeón mundial puertorriqueño Miguel “Junito” en junio venidero, pero luego de lo sucedido en California, “Maravilla” Martínez piensa más en Vera para pelear que en el propio Chávez Jr.

“Bryan Vera se merece más rivalizar con Sergio que Chávez”, insistió Lewkowickz. “Esto no quiere decir que sea el más apropiado, pero es quien se merece más. Para Martínez, Vera es el ganador oficial de esa pelea”.

Explicó Lewkowickz que Martínez, ahora con 38 años, está dispuesto a pelear en un peso entre 155 y 160 libras, lo que abre el diapasón para buscar un adversario de un grupo que incluiría a Floyd Mayweather Jr., el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, Cotto o el ruso Gennady “GGG” Golovkin.

En consecuencia, Chávez Jr. no aparece en la lista de los posibles rivales ni tendrá la revancha que públicamente ha solicitado.

Chávez Jr. no quiere ofrecerle la oportunidad a Vera y “Maravilla” se la niega a él.

Como establece la Ley de Talión: “Ojo por ojo y diente por diente”. Así de sencillo.

Comenta sobre este articulo