Evangelista y MiguelCotto San Juan.-Con la negativa del Tribunal Apelativo a tomar en cuenta una “moción de reconsideración”, el boxeador Miguel Cotto y sus asesores legales sufrieron una nueva derrota en las cortes judiciales de Puerto Rico.

Unos días atrás, el mismo Tribunal Apelativo de Caguas había rechazado la “solicitud de revocación” interpuesta por “Junito” Cotto en relación con la demanda multimillonaria impuesta por su tío Evangelista Cotto por incumplimiento económico en los contratos.

El púgil se dirigió a esa instancia, después que una corte anterior le ordenó el 29 de septiembre del pasado año, pagarle a Evangelista cerca de dos millones de dólares por adeudos del contrato de manejo y entrenamiento, que firmaron cuando el boxeador dio el salto al profesionalismo.

El ex entrenador interpuso la demanda a su sobrino después que hubo una violenta ruptura de la relación, en la que ambos se fueron a las manos el 8 de abril de 2009 en el gimnasio Bairoa, en Caguas, previo a la pelea frente al ghanés radicado en Nueva York Joshua Clottey, que finalizó con triunfo dividido para el boricua dos meses después.

De acuerdo con la decisión del tribunal de primera instancia, Cotto le debe a su tío 330 mil dólares por la primera pelea ante Clottey y otros casi 126 mil dólares por las ganancias que le tocaban a Evangelista por concepto del pago-por-evento del primer choque de Cotto frente a Antonio Margarito, el 26 de julio de 2008.

Después de las dos gestiones frustradas (revocación y reconsideración) ante el Tribunal Apelativo, Cotto y su equipo legal disponen de 30 días para someter un proceso de “certiorati” ante el Tribunal Supremo.

El recurso de “certiorati” tiene por objeto revisar los actos de un órgano judicial inferior, para que la parte interesada pueda obtener justicia más rápidamente y para que se corrijan las irregularidades y errores que podrían haber ocurrido durante el procedimiento judicial.

Si la máxima instancia judicial no encuentra incongruencias en el proceso y ratifica el fallo, Cotto tendrá que pagarle los dos millones de dólares a su tío Evangelista.

“Salir de eso y seguir adelante es lo más importante”, dijo Evangelista, quien se dedica ahora a entrenar púgiles aficionados en el gimnasio municipal de Bairoa, donde tuvo lugar la reyerta con su sobrino.

Con dos reveses en línea ante Floyd Mayweather Jr. y Austin Trout, ambos en 2012, Cotto (37-4-0, 30 KOs) enfrentará al dominicano Delvin Rodríguez, el 5 de octubre en el Amway Center, de Orlando, Florida.

Comenta sobre este articulo