Nacho Beristain Hay verdades que causan escozor. Y esa sensación desagradable deben sentirla varios boxeadores mexicanos de dudosa jerarquía tras las declaraciones del entrenador Nacho Beristáin. Sin pelos en la lengua Don Nacho aseguró que Juan Manuel 'Dinamita' Márquez (55-6-1, 40 KOs) no es un producto de los medios y su reputación si está en correspondencia a lo hecho sobre el ring.

Cuestionado por ESPN, el experimentado adiestrador, miembro del Salón de la Fama del deporte, explicó que en contraste con otros peleadores aztecas Dinamita ha ganado fama a base de golpes y no gracias a campañas mediáticas.

“La gente ha convertido a Juan en un superídolo, aunque Canelo metió mucha gente por la publicidad, igual se desmoronó, a Juan la gente no lo deja ni caminar porque saben que es un fuera de serie, nunca se le gastó dinero, ni Televisa ni Azteca le metió dinero para nada, se hizo a base de triunfos, contra viento y marea se ha forjado como ídolo”, remarcó Don Nacho.

Con este comentario Beristáin atiza la polémica sobre la verdadera alcurnia de ciertos boxeadores (más allá de la figura de Canelo Álvarez) que son vendidos como grandes estrellas y distan de serlo, mientras otros con sobrada y demostrada calidad son destinados al ostracismo mediático.

Sobre la preparación de su pupilo, previo al combate que sostendrá el 12 de octubre contra el estadounidense Timothy Bradley (30-0-0, 12 KOs), expresó que está casi a punto y solo faltan por ultimar algunos detalles en lo concerniente a la velocidad, algo que se debe cumplír en dos o tres jornadas de trabajo.

“Me gustó como está, pero en dos o tres días alcanzamos la velocidad que se requiere porque Bradley es sucio, tira muchos codazos y cabezazos, debe tirar una combinación y estar atento con la respuesta. Necesita más soltura para agarrar la velocidad”, comentó.

Márquez vs. Bradley se efectuará en el Thomas Mack Center en Las Vegas y en juego estará el cinturón welter, versión de la Organización Mundial de Boxeo, que Bradley le arrebató -tras una polémica decisión- al filipino Manny Pacquiao (54-5-2, 38 KOs) y luego defendió con problemas ante el ruso Ruslan Provodnikov (22-2-0, 15 KOs).

La última contienda de Márquez fue precisamente contra el diputado filipino a quien le propinó un espectacular nocaut en los últimos segundos del sexto round. Beristáin descartó una posible quinta batalla entre ambos y subrayó que la contienda ante Bradley tiene todo lo necesario para convertirse en la pelea del año.

“Le va a dar a la gente una gran pelea, una muestra de gran técnica, sé que la gente está esperando la reaparición de Juan, y sé también que el boxeo mexicano y el boxeo latino en general necesita de la victoria de Márquez”, indicó el preparador en el penúltimo entrenamiento en su cuartel general: el Gimnasio Romanza, antes de partir hacia Los Angeles.

Beristáin aclaró que si por él fuera ya Márquez estaría retirado, pero si gana a Bradley debería hacer una defensa como mínimo para demostrar que no hubo casualidades.

“Me gustaría que se retirara ya, pero todo depende de él. Está claro que si llega a ganar, tiene qué hacer una defensa mínimo para dejar claro que él fue el Campeón de peso Welter, puede ser Brandon Ríos, Mike Alvarado o con el ruso Ruslan Provodnikov. Nada más una pelea para que quede claro que él fue el Campeón. Después de eso ya no hay más”, concluyó.

Comenta sobre este articulo