Juan Manuel Marquez Ya sea por la exitosa trayectoria o por los triunfos recientes de ambos, lo cierto es que el estadounidense Timothy Bradley y el mexicano Juan Manuel Márquez expresan respeto recíproco de cara al duelo que sostendrán el sábado 12 de octubre en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas.

“La Tormenta del Desierto” Bradley, quien se mantiene invicto en 30 combates, con 12 nocauts, sufrió ante lo indecible para imponerse por unanimidad al ruso Ruslan Provodnikov el 16 de marzo en el Home Depot Center, de Carson, California.

En ese pleito, Bradley retuvo la corona welter de la Organización Mundial (OMB), que había arrebatado a Pacquiao en un controversial fallo dividido en junio de 2012 y que desembocó en una investigación, que dio como resultado que los jueces se habían equivocado en sus apreciaciones.

“Él (Márquez) es probablemente el mejor luchador al que me he enfrentado en toda mi carrera”, dijo Márquez al sitio “BoxingScene.com”. “Ha enfrentado a Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao, dos de los mejores boxeadores del mundo. No hay nada que este hombre no haya visto”.

Sobresaliente por su rapidez, juventud y buena condición física, Bradley desea demostrar que las dudosas victorias ante Pacquiao y Provodnikov fueron solo malos momentos fugaces que no se repetirán ante Márquez.

“Márquez es muy astuto y uno de los púgiles más técnicos de esta disciplina”, añadió Bradley. “Sé que Mayweather Jr. es el más técnico, pero Márquez también está en la cúspide en ese aspecto porque igualmente es certero”.

Sobre su rival, “Dinamita” Márquez afirmó que “es un gran peleador, por algo va invicto y es el campeón mundial. Hay respeto para él, pero arriba del ring ese respeto quedará a un lado y buscaremos vencerlo”.

Reconoció que frente a un rival como Bradley, bastante escurridizo y con buenos movimientos, “lo más importante es llegar con velocidad, con piernas y con fondo físico”, porque será preciso “dejarlo todo” sobre el cuadrilátero.

Nacido el 23 de agosto de 1973 en la capital mexicana, Márquez fue reconocido como el “Campeón de la Década” por la OMB tras el triunfo ante Pacquiao. Ha sido monarca pluma, superpluma, ligero y superligero.

Márquez comparte la hazaña de haber conquistado cuatro cinturones en pesos diferentes con otros mexicanos: Fernando Montiel, Marco Antonio Barrera, Erick Morales y Julio César Chávez padre.

La posibilidad de conquistar ante Bradley la quinta corona en igual cifra de categorías, tiene muy motivado a Márquez, quien ya cumplió 40 años y se encuentra en envidiable forma física.

“La mayor motivación en esta pelea es el quinto título y por qué no recuperar lo que me negaron los jueces en el 2011 en la tercera pelea contra (el filipino Manny) Pacquiao”, dijo Márquez a los medios. “Es como una revancha poder conquistar ese cetro que esa vez me negaron. Me gustaría dejar ese legado”.

Márquez se refiere al pleito que finalizó en victoria para Pacquiao por decisión mayoritaria, cuando dos oficiales se inclinaron por el tagalo y el otro dio empate el 12 de noviembre, en la disputa del cinturón welter de la Organización Mundial (OMB).

Pero un año y un mes después, el 8 de diciembre de 2012 y también en Las Vegas, Márquez propinó espectacular nocaut a Pacquiao en el sexto round, en momentos que las tarjetas de los tres jueces favorecían ligeramente al asiático 47-46.

Comenta sobre este articulo