Lomancheko El debut del ucraniano Vasyl Lomachenko, dos veces medallistas de oro en juegos olímpicos, sigue causando mucha expectación en el universo del boxeo, porque lo hará a diez rounds y porque se piensa que estará listo para discutir un título mundial en su segundo combate.

Lomachenko se enfrenta este sábado en el Thomas & Mack Center, Las Vegas, EEUU, al mexicano José “Negro” Ramírez (25-3, 15 Nocauts) por faja Internacional Pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), lo que lo colocaría a las puertas de un choque contra el ganador del combate entre el ex campeón mundial Orlando “Siri” Salido y el ex olímpico Orlando “Fenómeno” Cruz, en donde se pondrá en juego la diadema universal de la OMB.

La historia nos dice que el boxeador que tardó menos peleas en conquistar un título del mundo fue el tailandés Saensak Muangsurin, quien un 15 de agosto de 1975 conquistó el fajín mundial súper ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), noqueando en ocho rounds al español Pedro “Perico” Fernández; Lomachenko lo haría en solo dos y rompería esa marca.

El “Negro” Ramírez está clasificado como el séptimo pluma del mundo por la OMB y su victoria del pasado mes de abril sobre el filipino Rey Bautista, le valió ser reconocido como el Campeón Internacional de este organismo. Ante Lomachenko expondrá dicha presea.

Si como se espera, Vasyl Lomachenko derrota a Ramírez de forma contundente, seguramente será favorito para imponerse ya sea a Orlando Salido o a Orlando Cruz, porque el primero ya no es el mismo guerrero que llegó a conquistar dos correas mundiales y porque el segundo posee una quijada de vidrio.

¿Lo llevan muy rápido? No lo sé. Lo que sí puedo asegurar es que este pugilista de verdad tiene con qué imponerse en el boxeo rentado y es un acierto de Top Rank el generar grandes expectativas en torno a su figura desde la primera pelea.

Ya lo demostró durante la tercera edición Serie Mundial de Boxeo de la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur), que finalizó este año, en donde enfrentó a boxeadores que si bien son aficionados, su nivel es superior al de muchos profesionales que combaten a seis, a ocho e incluso a diez rounds.

A diferencia de su compañero de escuadra el chino Zou Shiming –triple medallista olímpico-, Lomachenko sí tiene las cualidades necesarias para contender en el boxeo rentado y su aparición como una de las figuras principales de la cartelera de este sábado, la cual estelarizan el mexicano Juan Manuel Márquez y el norteamericano Timothy Bradley, está plenamente justificada.

Jacques Demarthon, AFP/Getty Images

Comenta sobre este articulo