OrlandoSalidoOrlandoCruz pikokt112013 e066cEl enfrentamiento que sostendrá el mexicano Orlando Salido frente al puertorriqueño Orlando Cruz el 12 de octubre en Las Vegas implica mucho más que la lucha por una corona mundial en peso pluma.

A “Siri” Salido el choque lo ha colocado entre la espada y la pared, debido a que peleará ante a Cruz, un boxeador que se declaró abiertamente gay en octubre del año pasado.

Salido ha sido víctima de chistes, bromas y burlas de sus allegados, porque no podemos olvidar que el mundo del pugilismo es extremadamente machista y rechaza cualquier inclinación homosexual.

“Me dicen que (Cruz) es muy femenino y cosas así”, dijo Salido riéndose de lo absurdo de los comentarios. “Pero a mí me entran por un oído y salen por el otro”.

Reconoció que al margen de su preferencia sexual, Cruz “es un peleador que se mueve mucho, trabaja muy bien en el ring y tiene un buen contragolpe. Pero eso no será obstáculo para quedarme con el título mundial nuevamente”.

Salido ostentó la corona mundial pluma de la Federación Internacional (FIB) en 2010. Después obtuvo también la correspondiente a la Organización Mundial (OMB) al propinarle nocaut al boricua Juan Manuel “Juanma” López, el 16 de abril de ese año en Bayamón, Puerto Rico.

Tras tres defensas exitosas del cetro OMB, incluído otro nocaut técnico a López en marzo de 2012, Salido perdió el cinturón frente a Miguel Angel “Mikey” García el 19 de enero de este año.

Nacido en Ciudad Obregón hace 32 años, Salido ratificó que “el boxeo es muy machista, y más en México”. Sin embargo, dijo que cualquier sentimiento o expresión homofóbica no lo ayudaría en el pleito.

“Solo estoy enfocado en lo que tengo que hacer”, expresó Salido. “Arriba vamos a ser dos seres humanos peleando por el título mundial, dejándolo todo arriba del ring”.

Comenta sobre este articulo