Locomotora-Oliveras-boxeo12102013 0cb9fBuenos Aires.- La argentina Alejandra “La Locomotora” Oliveras doblegó por nocaut técnico a la colombiana Lely Luz Florez e hizo buenos sus pronósticos de conquistar el cuarto título mundial de su carrera, un hecho inédito en la historia del boxeo femenino mundial.

Velocidad, potencia y precisión combinó la experimentada fajadora para alzarse victoriosa en un pleito disputado en el Club Unión de la ciudad de Santo Tomé y en el cual estaba en juego la corona vacante ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

El triunfo de la “Locomotora” nunca estuvo en duda. Desde el campanazo inicial hizo valer su clara superioridad y sometió a un castigo sin piedad a su oponente, que apenas logró marcar su huella en el ojo derecho de Oliveras pero se mantuvo combatiendo hasta que el árbitro Hernán Guajardo decidiera poner fin al pleito a la altura del séptimo asalto.

Oliveras, de 35 años y quien llamó la atención desde el pesaje, cuando apareció con medio cuerpo pintado como Robocop, había prometido antes del duelo “arrancarle la cabeza” a Lely y también había manifestado su orgullo de poder seguir haciendo historia.

En enero del pasado año la “Locomotora” entró de lleno en la historia del boxeo femenino en Argentina, al convertirse en la primera mujer dueña de tres títulos mundiales en otras tantas divisiones.

La pugilista jujeña redondeó su inédita actuación al derrotar por nocaut técnico en cinco asaltos a la mexicana Jessica Villafranca y alcanzó el cetro vacante en la categoría pluma de la OMB.

Antes, entre 2006 y 2008, había reinado en los super gallo del CMB, y en agosto de 2011 se adueñó de la corona de los ligeros de la AMB, que estaba vacante.

Anoche, en el duelo de semifondo, el brasileño Leandro Mendes Pinto se hizo del título Latino CMB interino superligero al imponerse también por nocaut técnico, pero en el décimo episodio, al hasta entonces invicto argentino Juan Alberto Ríos.

El local fue llevado tres veces a la lona por Mendes Pinto y como consecuencia de la golpiza debió ser internado en un centro hospitalario de la capital de Santa Fe, donde fue sometido a una intervención quirúrgica por un coágulo cerebral.

Según el primer parte médico, amplificado por medios locales de prensa, la operación fue un éxito y Ríos reaccionó favorablemente.

Comenta sobre este articulo