Maravilla Martinez Papa Francisco Ciudad del Vaticano.-El campeón mundial argentino Sergio Martínez se reunió con el Papa Francisco en el Vaticano durante una audiencia personal en la que obsequió al Sumo Pontífce un cinturón especial verde y oro del Consejo Mundial (CMB).

“Maravilla” Martínez, quien en múltiples ocasiones ha declarado su fe católica, asistió antes a una misa oficiada por el Santo padre y luego tuvo el encuentro, en el que también le regaló una foto personal con el escudo argentino a su lado, y otra del Obispo de Roma con el escudo del Vaticano.

Previo al histórico encuentro, Martínez publicó una foto en Twitter de la Plaza de San Pedro, donde en ocasiones el Papa celebra algunas liturgias solemnes, especialmente aquellas que reúnen a multitudes demasiado grandes para que entren en la ya de por sí inmensa basílica.

“En poco tiempo habré hecho realidad dos de mis sueños como católico: visitar la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en México y ser recibido por el Papa”, había expresado Martínez al informar sobre el encuentro con el Jefe de Estado y soberano del Vaticano.

“Estaré pidiéndole al Papa su bendición y protección espiritual para todos aquellos que ingresan al ring”, precisó Martínez, quien estaría inactivo hasta marzo o abril de 2014, debido a lesiones que sufrió en su más reciente victoria frente al inglés Martin Murray, el 27 de abril en el estadio Vélez Sarsfield ante más de 40 mil espectadores.

Durante su charla con el vicario de Cristo, Martínez tratará el tema del “bullying” (abuso), otro de los aspectos que combate en sus numerosas campañas.

El encuentro entre el Papa Francisco y Martínez marca la primera vez que un monarca mundial activo es recibido por la máxima autoridad de la Iglesia Católica en forma privada, aunque el italiano Nicolino Locche asistió a un encuentro con el Papa Pablo XI en una audiencia general en 1969, cuando era campeón superligero de la Asociación Mundial (AMB).

Comenta sobre este articulo