Canelo GoldenBoy ¿Fue sólo un rumor? ¿Una “bola” (como dicen los cubanos) lanzada a rodar por alguien, con quien sabe cuáles intenciones? Tal vez… aunque también resulta indiscutible que “algo hubo” tras la noticia de la contratación del boxeador mexicano Saúl “El Canelo” Alvarez por la promotora Top Rank.

Lo cierto es que “El Canelo” nunca cambió de promotor.

Su carrera sigue siendo guiada por Golden Boy Promotions, y resulta curioso que un medio tan estrechamente relacionado con el deporte profesional mexicano como el canal de TV Fox Deportes haya incluido en sus espacios de noticias la información sobre la supuesta contratación del púgil de México por Top Rank, un acérrimo rival de la compañía que encabeza el retirado multicampeón del mundo Oscar de la Hoya.

Nada ha cambiado en cuanto al control de la vida deportiva de “El Canelo” Alvarez (42-1-1, 30 KO's).

La más reciente información publicada en Zona de Boxeo (ZDB) por el colega Mayor J. King desmiente la presunta contratación por Top Rank de un “Canelo” Alvarez convertido en “agente libre”, según las declaraciones atribuidas al mismísimo Bob Arum y que desmintió categóricamente Richard Schaefer, el notable estratega de mercadeo de Golden Boy Promotions.

En la nota de ZDB, fechada en Los Angeles, se asegura que “el excampeón mundial mexicano Saúl Alvarez regresará al cuadrilátero en marzo del próximo año, frente a un rival aún por definir, informó el propio púgil tras una reunión con la promotora Golden Boy (…)”

No fueron pocos los que se alegraron de la supuesta ruptura de “El Canelo” y Golden Boy Promotions. Me refiero a quienes culpan a la promotora de exponer al joven mexicano en su pelea contra el veterano estadounidense Floyd Mayweather Jr., considerado el pugilista número uno del planeta, libra por libra.

Saúl Alvarez perdió el invicto ante Mayweather Jr. y sus coronas de peso Ligero Mediano reconocidas por la Asociación (AMB) y el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Ocurrió el 14 de Septiembre de 2013 en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

Pero al mismo tiempo, con ese duelo Alvarez se aseguró una bolsa inédita en su carrera de algo más de 10 millones de dólares, en el contexto de un megaevento que, tan sólo en el Pago por Ver (PPV) estableció una marca de 150 millones de dólares por las ventas en Estados Unidos.

Lo que si resulta indiscutible es que algún movimiento hubo. Tal vez intereses cercanos a Top Rank tentaron al mexicano de 23 años, quién sabe con cuáles compromisos, y de ahí surgió el rumor que un canal serio como Fox Deportes tomó al pie de la letra, seguramente basado en fuentes confiables.

Habría sido una pérdida notable para Golden Boy Promotions. “Canelo” Alvarez es una mina de oro, por su indiscutible arraigo dentro del mercado mexicano, que me atrevo a asegurar es el que más ingresos genera, por la pasión que caracteriza a los hinchas de esa nación.

Y en consecuencia, debió ser una ganancia neta para Top Rank.

Quizás el viejo zorro Bob Arum apenas se conformó con molestar un poco a su rival Oscar de la Hoya, aunque dudo que el supuesto movimiento haya sido sólo “una bola lanzada a rodar” sin miramientos.

Algo hubo, reitero, aunque al final Golden Boy Promotions hizo prevalecer la letra del contrato que Saúl Alvarez firmó por sus servicios, y que incluye cláusulas que el joven pugilista no puede ignorar sin el riesgo de exponerse a una penalidad jurídica, que implicaría un desembolso significativo de dinero.

Y en el negocio del boxeo se va ganar billetes. Nunca a perderlos. Y Saúl “El Canelo” Alvarez entiende muy bien ese principio financiero elemental.

Comenta sobre este articulo