Donaire vs RigondeauxComo cambian los tiempos. Durante casi todo el pasado año y los primeros meses del actual 2013, el múltiple campeón mundial filipino Nonito Donaire ofreció innumerables excusas para no enfrentarse al cubano Guillermo Rigondeaux, entonces monarca supergallo de la Asociación Mundial (AMB).

“El Flash” Donaire eludió pelear con el “Chacal” Rigondeaux con superficiales argumentos e incluso afirmó que su nivel estaba muy por encima del que poseía el oriundo de la oriental provincia de Santiago de Cuba, doble campeón mundial y también bititular olímpico.

Pero después de la victoria unánime de Rigondeaux ante Donaire el 13 de abril en el Radio City Hall, de Nueva York, la situación ha cambiado en forma inversa. Ahora es el cubano el que pone las reglas y decide si le da la revancha o no.

“Soy el rey de las 122 libras, Donaire si tú quieres nos vemos en Miami en marzo de 2014”, respondió Rigondeaux en Twitter a la petición de revancha que hizo el tagalo de pelear en la división pluma, tras vencer por nocaut en el décimo asalto al armenio Vic Darchinyan, el 9 de noviembre en Corpus Christi, Texas.

No obstante, hay un obstáculo inmediato: “El Chacal” Rigondeaux tiene señalado enfrentar al ganés Joseph “King Kong” Agbeko, el 7 de diciembre en Atlantic City, Nueva Jersey, donde expondrá sus títulos de las 122 libras.

Y también una cláusula de ese contrato estipula que el cubano volverá al cuadrilátero en la American Airlines Arena de Miami, el sábado previo al Carnaval de la emblemática Calle 8, que siempre se efectúa en el mes de marzo, en un área de gran concentración de cubanos en el sur de Florida.

A no dudarlo, sería una buena oportunidad para la revancha entre dos colosos del ring. Sin embargo, los vientos no soplan a favor del asiático, quien venció a Darchinyan con una pálida demostración a lo largo de todo el pleito y se encontraba detrás en las tarjetas de dos jueces, con empate del otro, al momento del desenlace por nocaut.

“No es que no estemos dispuestos (a pelear con Donaire), al contrario, nos veríamos en un peso intermedio, las 124 libras”, dijo al “Nuevo Herald” Boris Arencibia, presidente de Caribe Promotions, la compañía que dirige la carrera de Rigondeaux.

“Pero seamos sinceros, Nonito no está ahora mismo al nivel de Rigo y hemos sondeado a los fanáticos que quieren ver otra cosa”, añadió Arencibia. “Están apareciendo otros oponentes y para volver a verle la cara a Rigo, Nonito primero debe demostrar que pertenece a la élite. Su pelea ante Darchinyan dejó muchas interrogantes”.

Como cambian los tiempos…ahora Nonito Donaire es el que implora.

Comenta sobre este articulo