Roach Garcia Macao.-Los entrenadores Robert García y Freddie Roach protagonizaron un bochornoso altercado en el sótano del hotel Venetian, donde se encuentra instalado el gimnasio de preparación para la pelea que sostendrán el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Brandon Ríos el 23 de noviembre.

García se encontraba entrenando con Ríos cuando llegó Roach, preparador de Pacquiao, y surgió la profunda y lamentable discusión que desembocó en insultos y golpes.

Según versiones de los hechos, el mexicano García disponía de tres horas para hacer uso de la instalación y después debía ceder el espacio a Roach y su grupo a la 1 de la tarde, hora de Macao. Pero al cumplirse el plazo, García no había finalizado el entrenamiento.

Entonces Roach exigió que le entregaran el gimnasio a lo que García respondió que había sostenido encuentros con los medios de comunicación, por lo que se había retrasado el comienzo de la preparación a la hora designada.

Después de descalificaciones e insultos, el preparador físico Alex Ariza, ahora con Ríos y antes con Pacquiao, le pegó un golpe en el pecho a Roach y también utilizó palabras hirientes ante el Mal de Parkinson que sufre Roach.

El penoso incidente se resolvió gracias a la intervención de las autoridades de seguridad del hotel, aunque los gritos continuaron por un buen rato por parte de unos y otros.

“Fui hacia donde estaba Robert García para decirle que su tiempo había finalizado y él me ripostó diciéndome que me fuera al carajo”, dijo Roach. “Entonces vino Ariza y me pateó en el pecho”.

García por su parte refirió que habían concedido entrevistas a algunos medios de prensa, lo que provocó que comenzaran tarde el entrenamiento.

“Él solo tenía que esperar un segundo”, dijo García con gran disgusto. “Podía esperar ahí sentado y no me iba a importar. Pero me dijo maldito mexicano y al otro compañero le dijo maldito judío. ¿Qué diablos le pasa? Yo nunca le he faltado el respeto”.

Pacman” Pacquiao (54-5-2, 38 KOs) viene de dos reveses consecutivos, el más reciente por un espectacular nocaut en el sexto asalto ante el mexicano Juan Manuel “Dinamita” Márquez en diciembre pasado, en Las Vegas.

Seis meses antes “Pacman” Pacquiao sufrió otro fracaso por decisión dividida frente al estadounidense Timothy Bradley, pero justo es resaltarlo, el asiático fue víctima de la ceguera de los jueces en un pleito en el que debió salir con el brazo en alto.

“Bam Bam” Ríos (31-1-1, 23 KOs) perdió fallo unánime ante Mike Alvarado, que le hizo perder el invicto de sus carrera, cuando disputaba el título interino superligero de la Organización Mundial (OMB), el 30 de marzo en Las Vegas.

Comenta sobre este articulo