Julio Cesar Chavez Jr La revancha entre el mexicano Julio César Chávez Jr. (47-1-1, 32 KOs) y el estadounidense Brian Vera (23-7-0, 14 KOs) cada día es más palpable. Las negociaciones marchan a ritmo acelerado e incluso se habla de una fecha puntual para desarrollar la segunda parte de una rivalidad que en su primer capítulo gustó, pero dejó abiertas muchas interrogantes.

El primero de marzo parece ser el día señalado, al menos de manera tentativa, para desarrollar la pelea que se efectuaría en la división súper mediana (168 libras) y no en un peso pactado (173) como se realizó la anterior.

Serían poco más de cinco meses después del encontronazo que sostuvieron el 28 de septiembre en el StubHub Center de Carson, California, y que concluyó con una polémica y abucheada decisión unánime, favorable al primogénito de la leyenda del boxeo azteca Julio César Chávez.

‘Estamos enfocados en el 1 de marzo. Tenemos que terminar el acuerdo con el promotor de Vera, Artie Pelullo, pero estamos muy cerca. No hay problemas’, reveló Bob Arum, mandamás de la promotora Top Rank, empresa que vela por los intereses de Chávez Carrasco.

Los rumores sobre la saga habían aparecido tras escucharse el veredicto en el StubHub Center y apuntaban a diciembre del presente año. Ese propósito cayó en saco roto porque HBO, la cadena que tiene los derechos, no contemplaba realizar semejante desembolso para el año en curso.

El inconveniente provocó que Arum programara el pelito para el 8 de febrero. Esta segunda fecha tampoco prosperó porque corría el riesgo de que HBO no trasmitiera la cartelera por coincidir con los Juegos Olímpicos de Invierno, que arracarán un día antes y se extenderán hasta el 23 de febrero en Sochi, Rusia.

Texas o Los Ángeles, en el renovado Great Western Farum, son los escenarios sondeados para acoger el combate, según palabras de Arum publicadas en el sitio oficial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La disputa inicial entre ambos pugilistas estuvo matizada por las indisciplinas del mexicano que no dio el peso establecido inicialmente de 168 libras. Como consecuencia se subió el límite hasta las 173 libras y Chávez tuvo que pagarle una fuerte suma de dinero a Vera por el imcumplimiento.

Pero el motivo real de la rivalidad fue la controversial decisión de los jueces que generó rechiflas en el escenario de combate, muchos titulares en importantes medios de comunicación y allanó el camino a la saga que se prevé continúe el 1° de marzo.

Comenta sobre este articulo