Abner Mares Hay boxeadores con “ángel”. El mexicano Abner Mares (26-1-1, 14 KOs) es uno de ellos. En octubre perdió el invicto y la corona pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al caer por la vía del cloroformo ante su compatriota Jhonny González (55-8-0, 47 KOs) y apenas cuatro meses después ya casi tiene en su poder la posibilidad de redimirse.

La revancha está pactada para el 15 de febrero en el Staples Center de Los Ángeles y es la consecuencia de que el actual monarca bajó sus pretensiones monetarias y aceptó la oferta de Golden Boy Promotions (GBP), la compañía que vela por la carrera de Mares.

De esta manera, el tricampeón mundial en tres divisiones (gallo, supergallo y pluma) tendrá la oportunidad de desquitarse del nocaut que le propinó González el 24 de octubre pasado en el primer asalto; algo que parecía improbable a corto plazo porque su victimario estaba pidiendo mucho dinero.

Jhonny González justificó su cambio de parecer asegurando que “lo hago porque soy un caballero, porque así como él me dio la oportunidad yo se la doy”. Mientras en su cuenta de twitter escribió: “terminando de platicar con Oswaldo Kuchle, va la pelea vs Mares para febrero, nada más esperar que manden el contrato Golden Boy Promotions (sic)”.

Al respecto, el monarca pluma del CMB declaró a ESPN que “ya aceptamos lo que ellos nos dijeron, no hay contrato aún, pero se supone que estaremos peleando en febrero en Los Ángeles”.

Oswaldo Kuchle, director de Promociones del Pueblo -apoderada de González-, indicó al rotativo Estadio que “nosotros estamos listos para la revancha, Golden Boy tiene la última palabra”.

“La gente quería ver esta pelea, y nosotros nos debemos a nuestra gente, no estuvo ni cerca de ser la bolsa que esperaba, ojalá que esta vez le podamos dar a la gente lo que quieren que es una gran pelea”, concluyó González.

Comenta sobre este articulo