Yuriorkis Gamboa Casi coincidente con su debut en el boxeo profesional en 2007, el cubano Yuriorkis Gamboa comenzó a estar en problemas fuera del cuadrilátero, aunque encima del ring sus virtudes le permitieron conquistar la corona pluma de la Asociación Mundial (AMB) dos años después.

Campeón olímpico en Atenas-2004, el llamado “Ciclón de Guantánamo” nació con virtudes extraordinarias para el boxeo. Pero su carácter explosivo e incontenible lo ha metido en problemas de violencia doméstica con su ex esposa en par de ocasiones, el más reciente hace pocos días.

Gamboa avanza y retrocede con igual celeridad. Cuando parece encaminado hacia una pelea de grandes titulares y ganancias millonarias, da un paso en falso y todo se desmorona.

Sus desatinos le han impedido llegar todavía mucho más lejos y no sería una quimera que su nombre figurara en lo más alto del pugilismo actual, junto a leyendas vivientes como Floyd Mayweather Jr., Adrien Broner, los hermanos Klitschko y Manny Pacquiao, entre otros.

“Pero los problemas de Gamboa con la justicia, debido a los incidentes de violencia doméstica se han convertido en un obstáculo para que pueda convertirse en el rival del invicto Miguel Angel “Mikey” García, quien lo mencionó como el posible adversario inmediato, tras arrebatarle por nocaut la corona pluma al boricua Román “Rocky” Martínez, el 9 de noviembre en Corpus Christi, Texas”.

“No es merecedor de pelear contra García”, dijo el magnate Bob Arum, presidente ejecutivo de la promotora Top Rank. “¿Quién necesita de un tipo que tiene un segundo arresto por violencia doméstica”.

Actual monarca interino ligero de la AMB, Gamboa fue detenido a comienzos de noviembre. Un día después fue liberado, tras pagar una fianza de 4,500 dólares y recibir una orden de no acercarse a dos mujeres, una de ellas su ex cónyuge Dunia Francisco, según consta en documentos de la Oficina de la Fiscalía Estatal del Condado Miami-Dade.

Anteriormente, el guantanamero fue apresado por un acto similar, cuando agredió también a la madre de dos de sus cuatro hijos en mayo de 2011. Y no ha sido solo eso.

Gamboa ha andado a la deriva como un barco sin brújula en medio del océano. Así ha sido casi desde que obtuvo su primer triunfo por nocaut en el tercer asalto ante Alexander Manvelyan el 27 de abril de 2007 en Hamburgo, Alemania, donde hizo su debut profesional, después de abandonar una delegación cubana junto a sus compañeros Odlanier Solís y Yan Barthelemy.

Este año Gamboa apareció en una lista de renombrados deportistas que utilizaron sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento deportivo. Un escándalo que pone en entredicho la honestidad y el prestigio del cubano y de los demás involucrados.

Anthony Bosh, jefe de la clínica Biogénesis, ubicada en Miami, reveló al semanario “Miami New Times”, que en 2009 le había suministrado a Gamboa tratamientos con polvos de proteínas, compuestos vitamínicos con calcio, magnesio y zinc, además de un ciclo de seis días con la Hormona de Crecimiento Humano (HGGH), junto a una crema con un 20 por ciento de testosterona.

Involucrado o no en el caso, lo cierto es que Gamboa ha tenido dificultades para adaptarse a su nueva vida en el mundo rentado tras una exitosa etapa amateur, en la que conquistó cuatro títulos nacionales y la medalla de oro en Atenas, como éxito internacional más relevante.

Diferencias con sus managers, también han ocupado cintillos relacionados con Gamboa, que ahora es promocionado por el artista, rapero y empresario “50 Cents”, un vínculo del cual se comenta está en profunda crisis.

¿Recibirá Gamboa la oportunidad de vérselas ante el invicto García?

La puerta no está cerrada totalmente de acuerdo con Cameron Dunkin, manager de García, aunque Arum y Top Rank están inclinados hacia el mexicano Juan Carlos Burgos (30-1-2, 20 KOs) para efectuar una cartelera el 25 de enero en el Madison Square Garden de Nueva York.