Wilfredo Bazooka Gomez San Juan.-Los traumas que sufrió durante su carrera como boxeador volvieron ahora a jugarle una mala pasada al ex campeón mundial puertorriqueño Wilfredo Gómez, quien se ha visto obligado a dejar el campamento del joven Félix Verdejo, una estrella boricua en ciernes con la que se había vinculado recientemente.

“Bazooka” Gómez, uno de los más grandes púgiles nacidos en la llamada Isla del Encanto, informó desde su hogar en Puerto Rico, que no continuará al lado del “Diamante” Verdejo debido a una condición neurológica que lo aqueja desde 1989, cuando colgó los guantes definitivamente.

“Mi cerebro está afectado y tengo desde hace mucho una fisura cerebral, consecuencia de los golpes recibidos durante mi carrera”, dijo Gómez a la cadena deportiva ESPN. “Los médicos me dijeron que con el tiempo perdería algunos movimientos, pero solo me ha afectado la claridad al hablar”.

A principios de año, el también llamado “Niño de las Monjas” fue internado en estado crítico en un hospital de la capital puertorriqueña “tras sufrir una infección en el tracto respiratorio que lo descompensó y provocó un fallo de oxígeno”, explicó en aquel momento el especialista que lo atendía.

“Me gustaría pero no puedo seguir el ritmo de Verdejo”, añadió Gómez, ahora con 56 años y quien se alzó con las fajas supergallo, pluma y superpluma. “Yo nací para pelear, lo llevo en la sangre, pero mi médico me dijo que por la fisura en el cerebro eso sería una locura. No puedo seguir exponiéndome”.

Gómez, quien defendió exitosamente en 17 ocasiones consecutivas el título mundial, acompañó a Verdejo en su noveno triunfo, sexto por nocaut, el 23 de noviembre en la Cotai Arena, de Macao, China, donde en la pelea estelar el filipino Manny Pacquiao se impuso por unanimidad al estadounidense Brandon Ríos.

Nacido el 29 de octubre de 1956 en Las Monjas, Gómez ganó en tres ocasiones la corona mundial en el campo profesional. Es considerado junto a Félix “Tito” Trinidad, Miguel “Junito” Cotto y Wilfredo Benítez, como los mejores púgiles en la historia de Puerto Rico.

Con apenas 15 años de edad representó a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Munich-72. Dos años después, conquistó la medalla de oro en el Primer Campeonato Mundial Amateur, efectuado en La Habana, donde ninguno de sus cuatro rivales pudo llegar al término de los combates, pactados a tres asaltos.

Ya en las filas profesionales, se alzó con los cinturones universales de los supergallos (1977), pluma (1984) y superpluma (1985).

El mexicano Salvador Sánchez le infligió su primera derrota por nocaut en el octavo asalto en la disputa del cinturón pluma del Consejo Mundial (CMB), el 21 de agosto de 1981, en Las Vegas. La revancha no se efectuó porque Sánchez falleció en un trágico accidente automovilístico 12 meses después.

Cuando Gómez se retiró en 1989 dejó un récord de 44 victorias, 42 por nocaut, con tres reveses y un empate. Derrotó a grandes figuras como Carlos Zárate, Rocky Lockridge, Leo Cruz, Juan Mesa y Lupe Pintor, entre otros. Solo tres lograron derrotarlo: además de Sánchez, el ganés Azumah Nelson (1984) y el panameño Alfredo Layne (1986). Fue exaltado al Salón de la Fama del boxeo en 1995.

Comenta sobre este articulo