Austin Trout Brookly.-El cubano Erislandy Lara, monarca interino, conquistó la corona “regular” superwelter de la Asociación Mundial (AMB), al derrotar por unanimidad al estadounidense Austin Trout, el 7 de diciembre en Brooklyn, Nueva York.
“El Oro de Guantánmo” Lara (19-1-2, 12 KOs) mostró un boxeo más efectivo que “No Dudas” Trout, quien sufrió el segundo revés de su carrera, con 27 victorias, 14 por la vía del cloroformo.
Después de dos asaltos de estudio y poca acción, Lara salió más decidido en el tercero, cuando pegó buenos rectos de izquierda en el lado derecho del rostro de Trout.
El mejor golpe del norteño en todo el pleito lo consiguió en el cuarto round, cuando conectó un gancho de derecha que hizo retroceder trastabillando al cubano.
Pero en lo adelante, la pelea, en ocasiones aburrida y con silbidos por parte del público debido a la falta de golpes, resultó de dominio exclusivo del caribeño, residente en Estados Unidos.
Un potente recto de zurda de Lara hizo caer a Trout en los instantes finales del undécimo. En vez de intentar rematar a su adversario, Lara no quiso arriesgar y permitió que el estadounidense llegara al término de los tres minutos.
Para añadir algún tiempo de recuperación, los asistentes de Trout se demoraron más de lo usual para abandonar el cuadrilátero, en tanto el encargado de impartir justicia los conminaba a retirarse.
Lara (18-1-2, 12 KOs) derrotó por nocaut técnico en el décimo asalto al mexicano Alfredo “El Perro” Angulo el 8 de junio, cuando disputaron la faja interina en el Home Depot Center, de Carson, California, donde el azteca envió a la lona en par de ocasiones al cubano.
“No Dudas” Trout (26-1-0, 14 KOs) llegó al pleito ante Lara con un revés anterior versus el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, el 20 de abril pasado, cuando exponía el cetro de la AMB, en el Alamodome, de San Antonio, Texas.
En ese combate Trout lució muy distante de su pleito anterior, cuando derrotó por la vía de los jueces al puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto en el Madison Square Garden, de la ciudad de los rascacielos.

Comenta sobre este articulo