GGG Golovkin Con 15 victorias consecutivas antes del límite, el invicto campeón mundial kazajo Gennady Golovkin se ha convertido en uno de los mejores púgiles libra por libra de la actualidad y en un potencial peligro para los púgiles de la división mediana.

Aunque desde sus inicios en el boxeo de paga utilizó como pseudónimo las tres letras “G” de su nombre (Gennady Gennadievich Golovkin), su rostro infantil y el quehacer sobre el cuadrilátero le han aportado un nuevo apodo: “El Asesino con Cara de Niño”.

Y es que el invicto Golovkin, quien nació el 8 de abril de 1982 en Karagandá, reside en Stuttgart, Alemania y tiene base de entrenamientos en Estados Unidos, se ha convertido en un máquina trituradora para sus rivales con 28 triunfos, 25 de ellos por la vía del cloroformo.

La más reciente víctima de Golovkin fue el estadounidense Curtis “Kriptonita” Stevens, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, donde hizo la novena defensa exitosa de la corona AMB y la sexta de la Organización Internacional (OIB).

Golovkin le propinó una gran paliza a Stevens, incluida una caída en el segundo asalto, con lo cual hizo valedero el criterio de la afición de que es momento de verlo cruzar guantes con el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, monarca del Consejo Mundial (CMB).

Minutos después de vapulear a Stevens, Golovkin retó al sudamericano, quien se encuentra en conversaciones para chocar frente al puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, con fecha y lugar probables en junio, en Nueva York.

“Soy el campeón y peleo con quien sea”, expresó Golovkin eufórico al finalizar la velada el 2 de noviembre en la Gran Manzana. “Pero me gustaría enfrentar a Sergio Martínez. Vamos, aquí estoy. Estoy listo”.

Algunos técnicos de la disciplina señalan que Golovkin carece de una sólida defensa, pero su demoledora pegada ha hecho naufragar los intentos de sus rivales para salir con el brazo en alto.

Otro combate que los fanáticos esperan con mucho entusiasmo es el de Golovkin ante el campeón mundial supermediano estadounidense Andre Ward, también invicto, con excepcionales virtudes en el Arte de Fistiana y para muchos conocedores el segundo libra por libra del mundo detrás de Floyd Mayweather.

“Gennady es un peleador con superior poder en sus puños, habilidades y fortaleza que Ward”, aseguró Abel Sánchez, entrenador de Golovkin. “Espero que se efectúe la pelea, porque ahora mismo ambos se encuentran en lo más alto”.

El año a punto de expirar ha sido de grandes éxitos para Golovkin con victorias por la vía del sueño ante Gabriel Rosado (TKO-7) el 19 de enero en Nueva York y ante el japonés Nobuhiro Ishida (KO-3) el 30 de marzo en Monte Carlo, Mónaco.

También los fanáticos de Connecticut fueron testigos de los destructores puños de Golovkin, cuando el 29 de junio “El Asesino con Cara de Niño” derribó en el tercer capítulo al británico Matthew “El Cuchillo” Macklin, en la localidad de Mashantucket.

Aunque las cartas están sobre la mesa para enfrentar a “Maravilla” Martínez o “El Hijo de Dios” Ward, un pleito de esa naturaleza debe esperar, ya que Golovkin expondrá el titulo frente al ghanés Osunamu Adama, el 1 de febrero, en Montecarlo, Principado de Mónaco.

No obstante, el 2014 se vislumbra apetitoso en la división mediana porque Golovkin, Martínez, Cotto, Ward y el cubano-estadounidense Peter Quillin pueden escenificar memorables batallas bilaterales en los próximos 12 meses.

Comenta sobre este articulo