Maidana Broner zonadeboxeo El diccionario de la Real Academia de la Lengua define como sorpresa “cosa que da motivo para que alguien se sorprenda. Acción y efecto de sorprender”. Y si nos ajustamos a ese concepto la temporada boxística de 2013 tuvo momentos inesperados que nos sacaron de la rutina y en buena medida nos robaron una exclamación de asombro.

Uno de esos hechos que entran en el rango de lo imprevisto fue la victoria por decisión unánime del argentino Marcos 'El Chino' Maidana (35-3-0, 31 KOs) sobre Adrien 'El Problema' Broner (27-1-0, 22 KOs) el 14 de diciembre en el Alamodome de Texas.

Muchos creyeron, entre los que me incluyo, que la destreza defensiva y la movilidad de Broner sería suficiente para anular el golpeo demoledor y el estilo agresivo del gaucho. Y es que no puedes pegarle a lo que no ves. Pensé. Pero la realidad superó cualquier especulación. El Chino le pegó hasta a la sombra del estadounidense a quien tumbó en la segunda y octava escena.

La imagen de la entrada cantando y bailando de Broner y luego su huidiza salida del ring, tras escucharse el veredicto unánime (109-117, 109-115, 110-115) en su contra, pasarán a la historia. Quizás haya sido la mutación más visible en la historia del boxeo. En poco más de media hora 'El Problema' paso del bravucón hablador y alardoso a ser el escolar que sufre cuando le arrebatan la merienda. Su cara era un poema y ni que hablar de su sorpresa.

Gracias al triunfo “El Chino” conquistó el cinturón welter de la Asociación Mundial (AMB) y entró con fuerza en la Grandes Ligas de la división más mediática de la actualidad. Incluso ya se especula que es el rival natural para romper la hegemonía de Floyd Mayweather Jr. (45-0-0, 26 KOs), número uno en el ranking libra por libra.

El alcance de la victoria fue tal que el sudamericano recibió el Olimpia de Oro, premio que otorga el Círculo de Periodistas Deportivos de Argentina al mejor atleta del año y que disputó con el tenista Juan Martín del Potro.

PIERDE UN MITO Y DICE ADIÓS

También en diciembre, puntualmente el día seis, cayó la monarquía más longeva del boxeo actual. El sudafricano Simpiwe Vetyeka (26-2-0, 16 KOs) bajó del pedestal al indonesio Chris 'El Dragón' John (48-1-3, 22 KOs), quien estuvo casi diez años con el cinturón pluma de la AMB.

La golpiza que le propinó Vetyeka a John le hizo caer dos veces en el sexto asalto y preferir no salir al séptimo round. Casi de inmediato, el ex campeón de 34 años dijo en la conferencia de prensa que colgaría los guantes.

“He defendido mi cinturón durante mucho tiempo. En este deporte hay un tiempo en el que se gana y se pierde. Ahora es el momento de colgar los guantes”, dijo en tono compungido el hombre que realizó 17 defensas titulares exitosas entre el 3 de diciembre de 2004 y el 14 de abril de 2013.

El primer golpe de autoridad del indonesio fue el 26 de septiembre de 2003 al obtener la faja interina de la AMB después de someter por fallo dividido al colombiano Oscar “El Artista” León (28-14-0, 18 KOs) en Kuta, Indonesia. La corona absoluta que por tanto tiempo defendió la ganó en Tokio el 4 de junio de 2004 al vencer de forma unánime al japonés Osamu Sato (25-3-3, 15 KOs).

GONZÁLEZ APLACÓ A MARES

Mientras Abner Mares (26-1-1, 14 KOs), recién estrenado monarca pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), pensaba en la segunda defensa del título, su compatriota y retador Johnny González (55-8-0, 47 KOs) provocó un abrupto cambio de planes al propinarle espectacular nocaut en el primer asalto.

Mares se adelantó a los acontecimientos y lo pagó caro el 24 de agosto en el StubHub Center de Carson. González pegó un gancho de izquierda que hizo caer al tricampeón mundial (gallo, súper gallo y pluma), que atinó a pararse pero que ya estaba visiblemente afectado.

Tras el conteo protector del árbitro Jack Reiss, el retador se abalanzó sobre su malograda presa y encontró el premio al esfuerzo con una andanada de golpes que propiciaron el nocaut apenas cinco segundos antes de finalizar el asalto inicial.

De esta manera, González recuperó la faja que le había pertenecido desde el 8 de abril de 2011, cuando noqueó en el cuarto round ante el japonés Hozumi Hasegawa (33-4-0, 15 KOs), hasta el 15 de septiembre de 2012, momento en que cayó ante el también azteca Daniel Ponce de León (45-5-0, 35 KOs).

Mares, uno de los niños mimados de Golden Boy Promotions, y que ya estaba tocando las puertas del ranking de los mejores sin distinción de peso, tendrá que ahora que ser el retador -la revancha está pactada para el 15 de febrero en el Staples Center de Los Ángeles- y seguramente para este combate tratará de no volver a ser sorprendido.

ABDICÓ KLISTHCKO

Nadie pudo retirarlo con los guantes y tuvo que ser la política la que apartará del cuadrilátero al ucraniano Vitali Klitschko, monarca mundial de peso pesado del CMB. El 'Dr. Puño de Hierro' tomó la decisión de renunciar a su título para dedicarse por completo a la política en su país, que atraviesa por un serio período de crisis.

Candidato a la presidencia por el Partido Alianza Ucraniana Democrática para la Reforma, Klitschko debía enfrentar al retador obligatorio canadiense Bermane Stiverne (23-1-1, 20 KOs), pero declinó aduciendo que no tendría el tiempo necesario para prepararse por encontrarse inmerso en tareas políticas.

Klitschko, que es uno de los principales líderes de la oposición al gobierno de Viktor Yanukóvich, declaró que “en este momento estoy centrado en la vida política de Ucrania y siento que mi pueblo me necesita”.

El mayor de los Klitschko ha estado inactivo durante 15 meses. Su última presentación sobre el ring fue ante el alemán-libanés Manuel “El Niño de Diamante” Charr (25-1-0, 15 KOs), a quien derrotó por nocaut técnico en el cuarto round, el 8 de septiembre 2012 en el estadio olímpico de Moscú.

Al hacerse publica la abdicación, el CMB comunicó que declaraba “Campeón Emérito” a Klitschko, tecnicismo que le permitiría contender por la faja en caso de que decida volver al ensogado.

DESAGRADABLES SORPRESAS

La muerte del pugilista mexicano Francisco Leal conmocionó a los amantes de este deporte. El joven de 26 años cayó por nocaut ante su compatriota Raúl Hirales, el 19 de octubre en el Auditorio Municipal de Baja California Sur en México, y falleció tres días después por causa de los golpes recibidos.

El 31 marzo de 2102 Leal también había sido hospitalizado, tras ser noqueado en el décimo asalto por el ruso Evgeny Gradovich en San Antonio, Texas. Aquella señal no impidió que el azteca volviera al ring, dando pie al fatal desenlace.

Para colmo de males los primeros auxilios que recibió sobre el cuadrilátero fueron inadecuados. El doctor Esteban Martos, del servicio médico de la Comisión de Boxeo del Distrito Federal mexicano, aseguró que “nunca debe atenderse una situación de esas con el peleador sentado, debe estar postrado e inmovilizado, con un collarín y una camilla con cintos. Puede haber una lesión cerebral y una micro-hemorragia puede agravarse”.

El galeno agregó que existe mucha improvisación médica en los cuadriláteros de las provincias mexicanas, lo que pone en riesgo la salud de los peleadores.”No saben nada de este deporte -los médicos-, en el que uno se enfrenta a lesiones serias, y por falta de preparación especializada, puede provocar más daño”.

Otro hecho lamentable ocurrió en Indonesia, cuando 18 personas, 11 mujeres y 7 hombres, fallecieron víctimas de la asfixia o aplastadas por causa de una estampida durante un cartel de boxeo.

Según el informe policial, otras 47 personas salieron lesionadas durante el zafarrancho provocado por la ira de un sector que no estuvo de acuerdo con la decisión de los jueces que dieron ganador al púgil local Alfius Rumroke sobre el visitante Yulainus Pigome, en la pelea final por la corona de la Copa Bupati.

Testigos del suceso declararon que la decisión desató la furia de los simpatizantes del derrotado, que comenzaron a lanzar sillas y objetos sobre los oficiales. De inmediato la trifulca involucró a los parciales de Rumroke y aquello se volvió una batalla campal.

El Estadio de los Deportes “Kota Lama” de la ciudad de Naribe, provincia indonesa de Papúa, tiene capacidad para 750 espectadores y solo posee dos salidas; pero trascendió que en el recinto habían casi mil 500 personas de ahí que la avalancha tuviera trágicas consecuencias.

Comenta sobre este articulo