AndyRuiz picdic262013 9e902Su apariencia nada tiene que ver con la anatomía de los más relevantes Pesos Pesados de la historia. Sin embargo, el mexicano Andy Ruiz figura hoy por hoy entre los candidatos a interrumpir la hegemonía de los hermanos ucranianos Klischtko (Wladimir y Vitali) en la categoría reina del boxeo mundial.
A primera vista, Andy “El Destructor” Ruiz (21-0-0, 15 KO's) parece un obeso individuo de 254 libras que tiene la osadía de calzarse un par de guantes.
Pero es sólo una falsa impresión, porque este invicto mozalbete de 24 años, nacido el 1 de septiembre de 1989 en Mexicali, Baja California, México, ha demostrado que aguanta castigo, que posee resistencia para mantenerse en pie sobre un cuadrilátero, y una pegada demoledora.
Tal vez algunos coterráneos se apresuren al considerarle “la gran esperanza hispana”, para poner fin al predominio de los estadounidenses a través de la historia de la división, y de los hermanos Klischtko en los últimos 11 años.
En su más reciente presentación, Ruiz superó por abandono en el tercer asalto al fornido moreno estadounidense Tor Hamer, un neoyorquino con mucha estampa, pero que ante el mexicano evidenció falta de ambición y ningún deseo de soportar por más de seis minutos los contundentes mazazos del “gordo” de Mexicali.
La pelea, que formó parte de la cartelera organizada por Top Rank el 24 de noviembre de 2013 en Macao, China, tuvo marcados matices contrapuestos y puso en evidencia la fortaleza de Ruiz.
El mexicano defendía su faja de campeón Intercontinental de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en una bronca en la que también estaba en juego el título de Estados Unidos, reconocido por la Federación Norteamericana (NABF).
Con mejor estampa, Hamer domino a Andy en el primer round, con un jab preciso y potentes derechas rectas. Pero el mexicano, pareció no darse por enterado, y en el segundo asalto se encimó sobre su adversario, que a todas luces pareció agotado por los golpes y el ímpetu del hombre de Baja California.
Tan maltrecho quedó el estadounidense, que decidió no salir a pelear en la tercera ronda. Andy Ruiz fue declarado vencedor por Retirada (Abandono) de su oponente.
“No me gusta ganar de esta manera”, dijo el mexicabo de 24 años al descender del ring. “Quería mostrar la fuerza de mi pegada. Ganar con un gancho de derecha, que es una de mis mejores armas'.
Ruiz, firmado por Top Rank hace cuatro años, tiene en la mirilla a los hermanos Klischtko y el control que tienen de todos los títulos importantes reconocidos en el boxeo profesional.
“Los respeto, pero creo que yo puedo vencerlos. A ellos y a cualquiera que quiera subirse a un cuadrilátero conmigo”, asegura “El Destructor”.
El 2013 que termina le ratificó como un hombre con ambiciones y que no dá marcha atrás. Por eso muchos expertos lo incluyen en la lista de posibles revelaciones en 2014, en la siempre atractiva categoría de Peso Pesado.

Comenta sobre este articulo