TomasDulorme pic15012014 33ca9Tomás Dulorme (20-1-0, 14 KO's) no ha dejado de ser un promesa. El puertorriqueño de 23 años (nació el 29 de enero de 1990) sigue siendo una de las figuras en ascenso en el rango de las 145 libras, y en el recién finalizado 2013 lo demostró con un invicto convincente en cuatro salidas al cuadrilátero.

Tras el revés que puso fin a su imbatible trayectoria como profesional, ante el argentino Luis Carlos Abregú, el 27 de octubre de 2012, en Nueva York, el boricua se ha propuesto demostrar que aquello fue apenas un tropiezo: “algo normal en el boxeo”, según sus propias palabras.

En aquella oportunidad, el mejor estilo de Dulorme, y su elegante boxeo, de ninguna manera pudieron frenar el ímpetu de Abregú, quien fulminó con potentes derechazos al muchacho de Carolina.

Luis Carlos se impuso por nocaut técnico en el séptimo asalto, y aquello bastó para que muchos expertos, periodistas y promotores apartaran a un lado a quien, hasta ese momento, era considerado uno de los más prometedores prospectos de la Isla del Encanto.

“Es duro. Así es este negocio. Si patinas, no te perdonan. Y los que en algún momento eran como tu sombra, de inmediato se desaparecen. Es una buena lección que aprendí y que es bueno sirva de ejemplo a otros jóvenes talentosos de mi país”, reflexionó Dulorme.

Pero el boricua no se da por vencido. En 2013 barrió a cuanto oponente se le puso enfrente, y aspira a culminar un 2014 consagratorio.

“Me vino muy bien mi buena actuación en 2013. Es como un escalón para subir un poco más alto, y no quiero desaprovechar la oportunidad en este año que recién comienza”, subrayó.

En los 12 meses pasados, Dulorme venció por nocaut al estadounidense Eddie Brooks, apenas en el primer asalto de un pleito pactado a ocho, el 21 de febrero en el Roseland Ballroom, de Nueva York.

También por la vía del sueño completó su faena a costa del hispano-estadounidense Francisco Figueroa.

“El Gato” Figueroa no pudo pasar de la octava ronda ante Dulorme, el 17 de agosto, en el Revel Resort de Atlantic City, Nueva Jersey.

La faena perfecta se completó con sendos veredictos unánimes, en ocho rounds, frente al ghanés Ben Ankrah y el mexicano Héctor Velázquez, los días 6 de abril y 30 de noviembre, respectivamente, en ambas ocasiones en el Coliseo Guillermo Angulo, de Carolina, Puerto Rico.

A la espera del próximo contendiente, Dulorme no descarta la oportunidad de una revancha con el argentino Abregú.

“Estoy listo para quien venga. En este negocio no hay nada seguro, pero tampoco le temo a (Luis Carlos) Abregú, y si existe la posibilidad de una revancha, bienvenida sea. Reitero: mi deseo es que este 2014 sea un año consagratorio en mi carrera como boxeador profesional”, puntualizó.

Comenta sobre este articulo