LeoSantaCruz pic21012014 10fbdUn primer trimestre “caliente” con interesantes peleas en varias locaciones de Estados Unidos es la respuesta que la promotora Golden Boy Boxing ofrece a la persistente tentativa de su acérrima rival, Top Rank, de conquistar el mercado asiático con carteleras previstas en Macao, China, y Singapur.

La principal carta en manos de la empresa que lidera el ex multicampeón del mundo y titular olímpico en Barcelona-92, el México-estadounidense Oscar de la Hoya es el mexicano Saúl “El Canelo” Alvarez, quien regresa al cuadrilátero el sábado 8 de marzo para enfrentar a su compatriota Alfredo “El Perro” Angulo en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

El pleito, que Golden Boy intenta vender como algo “explosivo” será trasmitido en vivo por la cadena Showtime, con la cual la promotora que preside Oscar de la Hoya tiene un arreglo comercial que pretende hacer frente al monopolio del dúo Top Rank-Home Box Office (HBO).

Esta “guerra” por el control del mercado, de la que no queda excluido un tercer contendiente, me refiero a la promotora que lleva el nombre del invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr. (45-0-0, 26 KO's), para nada genera mejores espectáculos para el disfrute de los hinchas.

Debiera ser así. Pero tanto Golden Boy, como Top Rank y la firma que representa promocionalmente al número uno libra por libra, el bien llamado “Money” Mayweather, únicamente se preocupan por obtener la mayor cantidad de ganancias posibles sin arriesgar a su talentos, ni ofrecer ninguna ventaja a sus oponentes en el mercado.

Mayweather Promotions compite merced únicamente al carisma, y la calidad indudable de quien le da nombre a la compañía, pero para nada se arriesga, por ejemplo, con una pelea entre el “Money” y el filipino Manny Pacquiao, pedida a gritos por los hinchas del deporte de los puños y las 12 cuerdas en todo el mundo.

Top Rank enfatiza en el afán de consolidar su predominio en el continente asiático, y en buena medida contribuyen a ese objetivo el propio Pacquiao, y algunos talentos contratados tras triunfar en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, aunque de momento los oponentes escogidos para todos estos talentos no rebasan la media de la mediocridad.

Golden Boy Boxing, por su parte, centra la atención en México y Estados Unidos, dos de las principales plazas boxísticas, y en alguna medida logra captar la atención, porque al menos esta empresa es fiel a la filosofía de su fundador De La Hoya, de poner frente a frente a sus mejores exponentes “para satisfacer al fanático”, según las propias palabras del monarca olímpico de peso ligero en Barcelona-92.

No obstante, tampoco deja satisfechas las máximas expectativas. El mejor ejemplo es el propio “Canelo” Alvarez.

Es posible que, a instancias de su promotora, el pecoso de Guadalajara esquiva un combate por la corona del mundo de peso Ligero-mediano con el cubano Erislandy Lara (campeón interino de la Asociación Mundial –AMB-), que es algo factible en la actualidad.

Goden Boy prefiere poner frente a “El Canelo” a un boxeador valiente, sin dudas, pero muy inferior a él, como es el caso del “Perro” Angulo.

Sin embargo, hay que reconocer que en el primer trimestre de 2014 Golden Boy ha concertado duelos interesantes, y destaca el que disputarán el ya citado 8 de marzo dos guerreros de la talla de Leo “Terremoto” Santa Cruz y Cristian “El Diamante” Mijares.

Santa Cruz defenderá su título mundial Súper Gallo del Consejo Mundial (CMB) ante Mijares, un ex doble monarca del orbe que debe resultar un “hueso duro” para su laureado oponente.

Comenta sobre este articulo