GennadyGolovkin pic23012014 3a372Pueden ser los nervios, quizás una euforia desmedida ante la posibilidad de conquistar los títulos mediano de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Internacional (OIB), el 1 de febrero en Montecarlo, Principado de Mónaco.

De cualquier forma, el ghanés Osumanu Adama rebosa confianza y optimismo de cara a su difícil pleito ante el kazajo Gennady Golovkin, campeón de las dos organizaciones, y uno de los púgiles de mayor desarrollo cualitativo en los últimos años.

“No sé lo que espera ver Abel Sánchez (entrenador de Golovkin), pero se sorprenderá al observar que soy un boxeador diferente”, dijo Adama a “BoxingNews.com”. “Ellos eligieron el rival equivocado”.

Residente actual en Joliet, Illinois, Adama (22-3-0, 16 KOs) logró dos victorias en 2013, la última por nocaut técnico en el séptimo round frente al estadounidense Doel Carrasquillo, el 26 de julio, en la ciudad de Laramie, del propio estado de Illinois.

Cuatro meses antes Adama, de 33 años, derrotó por fallo dividido al también norteño Grady “Chico Malo” Brewer, en Lowell, Massachusetts.

“Fue un largo y duro entrenamiento que se extendió por 18 meses y eso lo podrán apreciar los fanáticos en la pelea contra Golovkin”, añadió Adama. “Me esforcé mucho durante ese tiempo para mejorar en todos los aspectos y convertirme en un púgil diferente”.

A pesar del entusiasmo de Adama, el invicto “GGG” Golovkin (28-0-0, 25 KOs) sale como amplio favorito para derribar por la vía del cloroformo a Adama (22-3-0, 16 KOs).

El pasado 2 de noviembre, Golovkin anestesió en el octavo round al estadounidense Curtis “Kriptonita” Stevens en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York. Para Golovkin, nacionalizado alemán pero con base de entrenamiento en Estados Unidos, fue la novena defensa exitosa de la corona AMB y la sexta de la Organización Internacional (OIB).

“Es muy fuerte y peligroso”, había expresado Adama instantes después de conocer quien sería su inmediato adversario. “Sabemos que es muy fuerte y que siempre va hacia adelanta tirando golpes. Pero yo también soy fuerte y no le temo a nadie”.

Derrotado por el australiano Daniel “Real Deal” Geale en 2012, Adama afirmó que durante meses ha estado preparándose mentalmente para enfrentar a Golovkin.

“Tengo que ser un buen boxeador para enfrentar a Golovkin”. “Debo moverme y boxear. Ese es el trabajo que voy a realizar y la técnica que emplearé frente a él”.

Aunque desde sus inicios utilizó como pseudónimo las tres letras “G” (Gennady Gennadievich Golovkin) de su nombre, el quehacer sobre el cuadrilátero le ha aportado un nuevo apodo: “El Asesino con Cara de Niño”.

Y es que el invicto Golovkin, quien nació el 8 de abril de 1982 en Karaganda, reside en Stuttgart, Alemania y tiene base de entrenamientos en Estados Unidos, se ha convertido en un máquina trituradora para sus rivales, con 28 triunfos, 25 de ellos por la vía del cloroformo.

Una verdadera prueba de fuego para Adama, quien necesitará mucho más que optimismo para llegar al límite frente al “Asesino con Cara de Niño”, elegido “Boxeador del Año” 2013 por la especializada revista “The Ring”.

Comenta sobre este articulo