PacquiaoBradley pic5022014 b7e8dBeverly Hills.-Con el inicio de la gira promocional, se destapó la esperada guerra verbal entre el campeón mundial estadounidense Timothy Bradley y el filipino Manny Pacquiao, quienes se enfrentarán en pelea revancha el 12 de abril en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas.

“La Tormenta del Desierto” Bradley, monarca welter de la Organización Mundial, dijo durante una rueda de prensa en la ciudad californiana de Beverly Hills, que ya Pacquiao no es el mismo boxeador de antaño ni muestra la ferocidad que lo llevó a ser uno de los más temidos púgiles sobre la faz de la tierra.

“No le vi el instinto asesino que normalmente exhibía en sus combates”, dijo Bradley al referirse a la victoria de Pacquiao ante Brandon Ríos el 23 de noviembre en Macao, China. “No aprecié el estilo agresivo y demoledor de antes para acabar con el rival”.

Pacquiao (55-5-2, 38 KOs) se impuso por unanimidad a “Bam Bam” Ríos, pero antes sufrió dos reveses, el más reciente por espectacular nocaut en el sexto round frente al mexicano Juan Manuel “Dinamita” Márquez, el 8 de diciembre de 2012, en Las Vegas.

Seis meses antes, Bradley (31-0-0, 12 KOs) recibió injusto fallo dividido frente a Pacquiao, quien perdió el título welter de la OMB, el 9 de junio en Las Vegas. En ese momento el norteño poseía los títulos superligero del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB).

“Espero que sea más agresivo en la revancha”, expresó Bradley de Pacquiao, elegido Mejor Boxeador de la Década en 2010. “Espero que entre al ring y trate de noquearme, que haga algo espectacular por su gente”.

Incluso Bradley utilizó el sarcasmo para referirse a su reconocida falta de pegada. “Soy un boxeador de nudillos débiles. Muchas personas dicen que no pego duro, pero es simpático observar como un peleador sin pegada y que no es bueno, conquista las coronas mundiales y derrota a leyendas de este deporte”.

Después del controversial triunfo ante Pacquiao, Bradley se impuso al ruso Ruslan Provodnikov por unanimidad el 16 de marzo del pasado año y siete meses más tarde por decisión dividida al mexicano Juan Manuel Márquez, en el Thomas and Mack Center, en Las Vegas.

“No hay forma en que Pacquiao pueda ganarme”, añadió Bradley. “Yo me impondré en ocho rounds por cuatro a favor de Pacquiao. Ahora yo soy un peleador diferente al del primer enfrentamiento. Tengo mayor madurez, inteligencia y hago lo que me orienta mi esquina”.

Comenta sobre este articulo