ReneAlvarado pic16022014 22142En pelea celebrada en el Centro de Convenciones de Puerto Vallarta, México, el nicaragüense René “Gemelo” Alvarado noqueó en nueve rounds al mexicano Robinson “Robin Hood” Castellanos y se convirtió en nuevo campeón plata pluma por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

René Alvarado llegó como víctima a la justa, ya que enfrente tenía a un peleador considerado como uno de los mejores pesos pluma de la región y se suponía que este combate serviría al mexicano para mantenerse activo en lo que le llegaba la oportunidad de disputar el título mundial absoluto.

Para sorpresa de propios y extraños, el pugilista nicaragüense jamás se achicó y ejecutó a la perfección un plan de pelea con el que no solo lo neutralizó, sino que también lo quebró física y anímicamente.

La presión que ejerció el “Gemelo” Alvarado comenzó a rendir frutos a partir del cuarto round, cuando Robinson Castelanos no pudo mantener su distancia y le cedió por completo la iniciativa del encuentro.

La victoria llegó en el noveno round, cuando Alvarado mandó a la lona a Castellanos producto de una seguidilla de golpes y éste se quedó sentado sobre la misma, negándose a seguir peleando.

Se suponía que con el apoyo del empresario Pepe Gómez de Cancún Boxing y del matchmaker de Golden Boy Promotions Robert Díaz, “Robin Hood” Castellanos accedería a grandes combates en la división de peso pluma, pero ahora lo justo sería que René Alvarado tome su lugar y sea él a quien le brinden la oportunidad de seguir avanzando.

Otros empresarios mexicanos como Ricardo Maldonado Jr. de Producciones Deportivas y Fernando Beltrán de Promociones Zanfer promueven de forma exitosa a nicaragüenses en el país y estos boxeadores han sabido ganarse el cariño y la admiración de los aficionados con tremendas actuaciones.

La prueba más contundente la encontramos en Román “Chocolatito” González, quien sin excepciones es cabeza de cartel cada vez que pelea en México.

Crédito Foto: Cancún Boxing

Comenta sobre este articulo