juliocesarchjr pic18022014 6d826San Antonio.-El ex campeón mundial mexicano Julio César Chávez Jr. aseguró que se encuentra en inmejorables condiciones físicas y mentales para derrotar en pelea revancha al estadounidense Bryan Vera, el 1 de marzo en el Alamodome, de San Antonio, Texas.

Chávez Jr. (47-1-1, 32 KOs) y Vera (23-7-0, 14 KOs) se enfrascaron en una tenaz batalla el 28 de septiembre en el StubHub Center, de Carson, California, donde los tres jueces favorecieron al azteca, en tanto la mayoría de los que observaron el pleito consideraron injusto el fallo.

Casi de inmediato Vera y sus representantes expresaron el deseo de efectuar la revancha, pero Chávez Carrasco señaló entonces que no era factible otorgarle el desquite a su adversario, porque podía prestarse a dudas sobre la victoria, que según él había alcanzado en forma inobjetable.

La presión, proveniente desde muchos frentes – promotores, entrenadores, patrocinadores y público en general- dio sus frutos y Chávez Jr. accedió a un nuevo duelo ante Vera.

Quizás con un poco de mala memoria por lo ocurrido, Chávez afirmo: “Estoy muy feliz con la revancha. Hubo mucha controversia después de la primera pelea, muchas personas creen que Vera ganó. Por eso lo derrotaré de forma convincente y despejaré cualquier duda”.

Lo de “feliz con la revancha” no se ajusta a la realidad. A partir de recibir el injusto fallo favorable ante Vera, El Hijo de la Leyenda intentó el desquite frente al argentino Sergio “Maravilla” Martínez, quien se impuso por unanimidad el 15 de septiembre de 2012, en Las Vegas, donde le arrebató el cinturón mediano del Consejo Mundial (CMB).

Pero “Maravilla” Martínez no se mostró interesado en efectuar conversaciones para un nuevo enfrentamiento contra Chávez Carrasco, señalando que su rival no lo merecía porque “sabemos que no hará el peso y no tiene respeto por el deporte”, este último en referencia directa al uso de la ilegal planta cannabis (marihuana).

Martínez también hacía mención a que a pocos días del primer enfrentamiento Chávez-Vera hubo que cambiar el peso establecido (168 libras) y elevarlo a 173, porque el Junior Chávez no estaba en condiciones de detener la báscula por debajo de esa cifra.

Aunque el pleito contra Vera se efectuó, Chávez fue multado con una cantidad no revelada que engrosó las ganancias de Vera, quien además recibió una bolsa de 275,000 dólares, en tanto Chávez Jr. tuvo ganancias de 2,5 millones de dólares.

Con esos antecedentes, si Chávez Carrasco no logra hacer el peso en esta ocasión tendrá una multa de un cuarto de millón de dólares, que igualmente pasarían a Vera. No se dieron a conocer las bolsas previstas para uno y otro.

Ahora el promotor Bob Arum, principal ejecutivo de la compañía Top Rank, encargada nuevamente del pleito, aseguró que el peso acordado para el segundo tope entre Chávez y Vera será también en las 168 libras (supermediano).

Con 28 años recién cumplidos el 16 de febrero, Chávez Jr. afirmó que en su choque anterior contra Vera no se encontraba en óptima forma por un largo período de inactividad, ya que fue suspendido nueve meses por dar positivo a marihuana en los chequeos posteriores a su reyerta con el argentino Martínez.

“He estado entrenando desde mi última pelea, me he cuidado más, pues para el otro pleito la inactividad me afectó bastante”, dijo El Junior Chávez. “Ahora cambié mi estilo de vida, estoy más en forma y alistándome para un gran regreso”.

Pronto el mundo del boxeo sabrá si es cierto que Chávez Jr. se ha regenerado o sus palabras son comentarios vacuos que salen de su boca. Ah, y de paso, conocer si ya eliminó totalmente la planta que provocó su anterior suspensión.

Comenta sobre este articulo