Sergey-Kovalev 91d73Fort Lauderdale.-Convertido por la fuerza de sus puños en campeón semipesado de la Organización Mundial (OMB), el invicto ruso Sergey Kovalev es hoy en día uno de los mejores púgiles de las 175 libras. No solo eso. También uno de los de mayor pegada en el planeta.

Baste señalar que “El Demoledor” Kovalev (23-0-1, 21 KOs) acumula 11 triunfos consecutivos por la vía del cloroformo, cuatro en 2013, para demostrar que es un peleador de condiciones extraordinarias y un adversario de sumo cuidado.

Y aunque Kovalev defenderá por segunda ocasión el cetro pluma frente al estadounidense Cedric Agnew (26-0-0, 13 KOs) el 29 de marzo, en el Boardwalk, de Atlantic City, Nueva Jersey, ya tiene la mirada puesta en el canadiense Adonis Stevenson, monarca también de las 135 libras, pero en el Consejo Mundial (CMB).

“En lo único que estoy enfocado ahora es el combate con Cedric Adrew”, dijo Kovalev al sitio “BoxingScene.com<http://BoxingScene.com>”. “Pero si gano este pleito y (Adonis) Stevenson rechaza pelear conmigo, solo puedo decir que es un cobarde, no un campeón mundial”.

Kovalev parte como favorito para llevarse la victoria ante Cedric, de 27 años y nacido en Chicago, Illinois. Pero este ha tenido una buena carrera en las filas rentadas, en las que exhibe el título nacional semipesado de Estados Unidos (USBA).

Oriundo de Chelyabinsk, Rusia y actualmente residente en Fort Lauderdale, Florida, Kovalev el pasado año se impuso de forma inobjetable ante sus cuatro rivales: Gabriel Campillo, Corneliuis White, Natham Cleverly e Ismayl Sillakh.

Ante Cleverly, a quien anestesió en el cuarto round, Kovalev obtuvo la faja semipesada de la Organización Mundial (OMB), el 17 de agosto, en Cardiff, Gales, Gran Bretaña. Después la defendió con éxito también por la vía del sueño en el segundo asalto, ante Sillakh, el 30 de noviembre, en Quebec City, Canadá.

Señalado como uno de los esperados grandes pleitos de 2014, los amantes del boxeo se frotan las manos de satisfacción ante el posible duelo Kovalev-Stevenson, ya que este último también marcha invicto con 21 anestesiado en 23 peleas profesionales.

“No tengo problemas con pelear con Kovalev”, respondió Stevenson después de vencer en el sexto round al inglés Tony Bellew el 30 de noviembre pasado en el Coliseo de Quebec, Canadá. “Si ponen el dinero creo que sería una pelea muy buena. Pero los fanáticos quieren a (Carl) Froch y a (Bernard) Hopkins. Yo peleo contra cualquiera”.

Oriundo de Puerto Príncipe, Haití y radicado en Canadá, Stevenson hizo ante Bellew la segunda defensa exitosa de la corona semipesada del Consejo Mundial (CMB), que alcanzó por nocaut en el primer asalto ante el estadounidense Chad “El Malo” Dawson, el 8 de junio en Montreal.

Stevenson enfrentará al polaco Andrzej Fonfara el 24 de mayo, en Quebec, Canadá, donde estará en juego la faja semipesada del CMB.

E igualmente peligroso es el pleito para Stevenson, ya que Fonfara, nacido en Varsovia, pero radicado en la “Ciudad de los Vientos”, suma 15 victorias en línea, y 12 de las 13 últimas por el camino del cloroformo.

Si ocurren los triunfos de Kovalev y Stevenson en sus próximos ascensos al cuadrilátero, como los especialistas vaticinan, entonces el camino quedará despejado para que se vean frente a frente, con posible fecha en septiembre.

Además, Stevenson y su equipo se asociaron recientemente con el poderoso consejero Al Haymon, quien se encuentra en negociaciones con la televisora HBO para conseguirles un contrato de múltiples peleas.

En ese escenario encaja perfectamente la pelea Stevenson-Kovalev. Solo falta esperar que no se presentan trabas adicionales, muy común en el mundillo del boxeo. Crucemos los dedos para que no suceda.  

Comenta sobre este articulo