Barbie Juarez Melissa McMorrow pic22022014 97c6aEl 25 de febrero de 2012 la estadounidense Melissa “Mighty” McMorrow vino por primera vez a México para combatir por la faja interina mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) contra la regiomontana Arely “Ametralladora” Muciño, dejando un buen sabor de boca con su excelente desempeño sobre el ensogado.

Mesissa McMorrow logró echar hacia atrás a una fuertísima Muciño y dominarla la mayor parte del encuentro, desgraciadamente dos de los jueces vieron otra cosa diferente a lo que ocurrió en la pelea y se llevó una derrota por decisión dividida en diez rounds.

Eso no detuvo a la peleadora estadounidense, ya que el 16 de mayo de ese mismo año viajó a Alemania y le quitó el invicto a quien era reconocida como la mejor peso mosca del mundo, la húngara Susi Kentikian.

“Mighty” McMorrow regresó a su natal San Francisco, EEUU, con las coronas mundiales de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y de la Federación Internacional Femenil de Boxeo (WIBF, por sus siglas en inglés), las cuales estuvieron en disputa en su pleito ante Kentikian.

Luego de eso protagonizó un par de combates más, de los cuales salió avante. Desgraciadamente no ha peleado en once meses y cuando suba al tinglado este sábado en el Gimnasio Miguel Hidalgo de Puebla, México, lo hará en peso súper mosca y ante la capitalina Mariana “La Barbie” Juárez, una boxeadora de un nivel superior al de las cuatro campeonas mundiales de su categoría.

Regresando en el tiempo, tenemos que detenernos de nuevo en el 25 de febrero de 2012, porque en esa misma fecha, pero en otra plaza de la República Mexicana, Mariana Juárez derrotó por nocaut técnico en cuatro rounds a la rusa Anastasia Toktaulova.

Desde entonces ha tenido mucha actividad, pero demasiados altibajos. De las siete peleas que realizó posterior a su victoria sobre Toktaulova, en dos de ellas fue derrotada y en una más sacó un triunfo por decisión dividida –contra Shindo Go- que sorprendió hasta a ella misma.

Las ventajas de Juárez son evidentes, mayor alcance, mayor estatura, se desplaza mejor en el ring y cuenta con un mayor repertorio de golpes. Sin embargo, McMorrow es una peleadora que imprime una presión que podría quebrar hasta a la boxeadora más avezada y siempre muestra una excelente condición física.

Durante la conferencia de prensa celebrada el día de hoy, Juárez le advirtió a McMorrow que “viene a toparse con pared y no me espanta”, pero la norteamericana le reviró al declarar que “aunque [Mariana Juárez] sea muy valiente voy a terminar noqueándola, debería tenerme miedo a mí”.

Sin duda tendremos una pelea imperdible e independientemente de quién salga avante, los aficionados seremos los verdaderos ganadores, porque ambas acostumbran a dar todo de sí arriba del ring.

Crédito Fotos: Pepe Rodríguez, WBC/Promociones del Pueblo

Comenta sobre este articulo