Muhammad Ali pic24022014 b31d4Nueva York.-Los guantes de boxeo con los que el estadounidense Mohamed Alí conquistó su primera corona mundial hace 50 años frente a Sonny Liston, alcanzaron un precio de 836,500 dólares en una subasta efectuada en Nueva York.

Un comprador anónimo hizo la oferta el sábado 22 de febrero, tres días antes de cumplirse medio siglo del inesperado triunfo del jovencito Cassius Clay, quien pocas horas después de alcanzar la gloria en el mundillo del pugilismo, cambió su nombre por el Mohamed Ali, al adoptar las creencias musulmanas y convertirse en seguidor del Islám.

CASSIUS CLAY VS SONNY LISTON (1)
Recapitulemos un poco el ambiente reinante por aquellos días, cuando se efectuó el histórico primer combate entre Clay y Liston, el 25 de febrero de 1964, y el ahora considerado Mejor Boxeador de la historia utilizó esos guantes que casi alcanzan el millón de dólares en una subasta…

Transcurrido un mes de haber arribado a los 22 años (nació el 17 de enero de 1942) y llevando en su récord como resultado más relevante la medalla de oro en la división completa de los Juegos Olímpicos de Roma-60, Clay tuvo la ansiada oportunidad de enfrentar al monarca Liston, en el Convention Hall de Miami Beach, Florida.

Con el ímpetu propio de la juventud, Clay ignoró a los que le auguraban una derrota humillante ante Liston, quien ostentaba los títulos de la Asociación Mundial (AMB), del recién fundado Consejo Mundial (CMB) y de la Comisión Atlética de Nueva York (NYSAC, por sus siglas en inglés).

Sin importarle los comentarios en algunos medios (“un jovencito simpático enfrenta a un duro ex convicto”), ni la trayectoria o el prestigio del campeón, Clay tuvo la osadía de insultar a Liston pocas horas antes del pleito.

“Es un oso horrible”, dijo Clay en una frase irreverente que elevó con otra provocación, cuando puso fuera de su casa una trampa para capturar a esos gigantescos plantígrados.

Y durante la ceremonia oficial de pesaje, Clay siguió con sus irrespetos a Liston al llamarlo “vago” y gritarle “te comeré vivo”, entre otras insultos, que desembocaron en una multa por conducta impropia. Pero los cercanos al show no olvidaron que la predicción de Clay se cumplió: “Lo voy a noquear en el octavo”.

E igualmente se ha mantenido como una de las frases más célebres relacionadas con Clay, aquella que según los historiadores de la época lanzó su entrenador Drew “Bundini” Brown: “Flotará como una mariposa y picará como una abeja”, en referencia a las virtudes de Clay, un boxeador de veloces movimientos y una pegada aterradora.

Esa rapidez se puso de manifiesto desde el inicio del pleito y ya en el tercer round Liston presentaba una herida debajo del ojo derecho. Dos episodios después, Clay era dueño absoluto del cuadrilátero. Al finalizar los tres minutos, Liston abandonó la reyerta alegando molestias en el hombre, por lo que hubo victoria por nocaut técnico a favor de Clay.

“¡Tráguense sus palabras! ¡Traguense sus palabras! ¡Soy el mejor! ¡Soy el mejor!, gritó Clay desplazándose por todo el encordado en una respuesta tácita a los que subestimaron que pudiera derrotar a Liston. “!Estremecí al mundo! ¡Estremecí al mundo!

Pocos días después del triunfo, el nuevo monarca dio a conocer en un sorpresivo anuncio que cambiaba su nombre al de “Cassius X” y en fechas posteriores reveló que tomaría el de “Mohamed Alí” (El amado de Dios), conferido por Elijah Mohamed, líder del Islam.

CLAY Y LISTON (2): “EL GOLPE FANTASMA”.
La revancha entre Alí y Liston se programó para noviembre de 1964, pero fue pospuesta porque el titular se sometió a una operación para eliminar una hernia. La sede en un principio sería Boston, pero al presentar problemas los organizadores con la licencia, finalmente se eligió a la ciudad de Lewiston, en Maine.

El segundo pleito entre Alí y Liston se efectuó el 25 de mayo de 1965, en la pequeña sala del St. Dominic´s Hall, donde asistieron 2,434 espectadores, la menor cantidad en la historia para una pelea por un título mundial.

En el primer asalto, Alí conectó un potente recto de derecha (varios de los presentes no lo vieron) que derrumbó a Liston, pero el réferi Joe Walcott no había coordinado el tiempo transcurrido con el cronometrista oficial y la cuenta oficial se hizo tres (3) segundos después del golpe.

Liston se puso en pie para reanudar el combate, pero a Walcott le informo Nat Fleischer, editor de la revista “The Ring”, que el encargado de llevar el tiempo señalaba que Liston estuvo 10 segundos sobre la lona. Entonces el tercer hombre del ring detuvo el combate y proclamó a Alí ganador por KO.

Esa imprecisión provocó que el duelo se convirtiera en uno de los más polémicos de la historia del boxeo, en tanto el mazazo de Alí al rostro de Liston fue conocido en lo adelante como “El golpe fantasma”, porque muchos de los presentes alegaron que no se había producido.

Versiones ajenas al combate, especularon que la entonces poderosa mafia neoyorquina movió los hilos de su influencia para que Liston perdiera. También que Liston había recibido una misteriosa visita de musulmanes antes del pleito, en las que recibió amenazas contra su vida. En cualquiera de los casos, Clay le arrebató la corona y un año después volvió a derrotarlo.

Comenta sobre este articulo