OW905852 7503b 2b446Glasgow.-Considerado un púgil de grandes habilidades y buen dominio técnico, “El Cazador” Crawford asegura que está libre de presión por enfrentar como visitante al campeón mundial Ricky Burns, el 1 de marzo en el Scottish Exhibition Centre, de Glasgow, Escocia.

Invicto en 22 combates, 16 de ellos ganados por la vía del cloroformo, “El Cazador” Crawford afirma que la hostilidad de más de 10 mil fanáticos previstos en la instalación será insuficiente para que regrese con el cetro ligero de la Organización Mundial (OMB), en poder de Burns.

Tampoco parece preocuparle la sólida reputación de “Rickster” Burns (36-2-1, 11 KOs), ex monarca de la división superpluma y ahora con dos defensas exitosas de la faja de las 135 libras.

“Ricky tiene a toda Escocia encima de él”, añadió Crawford a un diario local. “En los Estados Unidos hay muchos campeones y en Escocia sólo uno. Todo el país está pendiente de su actuación, porque ¿qué es Escocia sin él. Esa presión no es favorable, pero yo por mi parte he sentido antes el abucheo de los espectadores y no me ha afectado”.

En 2013, Crawford alcanzó tres triunfos, dos por unanimidad y el otro antes del límite frente al mexicano Alejando “Flacucho” Sanabria, el 15 de junio, en el American Airlines Center, de Dallas, Texas.

Más reciente se impuso al ruso Andrey Klimov, el 5 de octubre, en el Amway Center, de Orlando, Florida, donde recibió grandes elogios por su versatilidad sobre el cuadrilátero.

“Sabía a lo que me exponía al aceptar pelear frente a Ricky aquí en Escocia”, insistió Crawford. “No tengo problemas con eso, porque él posee el derecho a pelear donde desee. Pero definitivamente llegó mi momento y estoy listo para convertirme en campeón mundial. No tengo dudas acerca de eso”.

Crawford no hace mención a que será el primer pleito de su carrera a 12 asaltos, en tanto Burns lo hará por decimotercera ocasión, nueve de ellas en la discusión de títulos mundiales. Más aún, Crawford suma 81 asaltos como profesional y Burns 281, una cifra abrumadora favorable al dueño de la corona.

En su último ascenso al cuadrilátero, Burns empató con el mexicano Raymundo “Sugar” Beltrán, quien en realidad ganó la pelea en la ciudad de Glasgow, donde hasta la prensa británica criticó a los jueces Richard Davies (114-114) y Andre Van Grootenbruel (113-115), el primero por estimar que cada uno de los contendientes ganó seis rounds, en tanto el holandés Van Grootenbruel vio imponerse a Burns en siete de los 12 episodios.

En la reyerta, Burns sufrió fractura de la mandíbula, que pudo ocurrir en el segundo asalto, de acuerdo con la evaluación del especialista que lo atendió al finalizar el combate. Posteriormente a Burns le instalaron una placa de platino en la zona afectada.

“Sé lo que pasó con Beltrán”, dijo Crawford. “Y aunque una pequeña bombilla de alerta se encendió en mi cerebro cuando me dijeron que la pelea sería en Glasgow, mi corazón me dijo ve a buscar ese título”.

El peleador estadounidense expresó que solo desea “una evaluación justa de la pelea” y para ello sus representantes han solicitado jueces neutrales, que no echen por la borda lo que ocurra encima del ring.

Comenta sobre este articulo