Froch Groves pic05032014 4c3afLondres.-La revancha entre el campeón mundial Carl Froch y el también inglés George Groves podría romper el récord de concurrencia de 56 mil espectadores para una pelea de boxeo en Gran Bretaña, según estiman los organizadores.

El Froch-Groves II se efectuará el 31 de mayo en el espacioso Estadio de Wembley, con capacidad para 90 mil espectadores, en el que se espera un aproximado de 60 mil fanáticos, dado las simpatías que siente el público por ambos peleadores y el interés que genera el pleito entre ellos.

“Son formidables noticias por muchas razones”, dijo “El Santo” Groves, natural de la capital británica. “Esta es una gran pelea que necesita una sede como el Wembley. Para mí personalmente va a ser una gran noche”.

El récord lo estableció el duelo entre Ricky Hatton y Juan Lazcano, el 24 de mayo de 2008, en el estadio de la ciudad de Manchester, condado metropolitano de la región noroeste del Reino Unido.

Con la victoria por decisión unánime, Hatton se alzó con el título ligero de la Organización Internacional (OIB). Para Lazcano resultó su despedida del pugilismo después de 41 peleas y 15 años en el boxeo profesional.

“Que gran atmósfera al saber que puedo romper el récord de Hatton”, añadió Groves. “Voy a tener la oportunidad de pelear la misma cantidad de asaltos, excepto que yo voy a poner a dormir a Carl Froch antes que acabe el pleito”.

Froch venció a Groves (19-1-0, 15 KOs) por un dudoso nocaut técnico en el noveno asalto, en un pleito efectuado el 24 de noviembre pasado en la ciudad inglesa de Manchester, donde el árbitro Howard Foster protagonizó el rol de villano.

Howard detuvo las acciones cuando Froch llevaba la iniciativa y Groves se agarraba en forma desesperada intentando neutralizar los ataques de su rival. Pero nada sobre el cuadrilátero indicaba que era preciso acabar el pleito.

Al concluir el combate, el público abucheó a Froch, quien había ido a la lona a punto de finalizar el primer asalto. Después ambos se enfrascaron en fuertes intercambios en los que el retador pareció llevar la mejor parte.

Oriundo de Nottingham y con 36 años, la “Cobra” Froch tiene récord de 32 victorias, 23 por nocaut, junto a dos reveses frente a Andre Ward en diciembre de 2011, en Nueva Jersey, y ante el danés Mikkel Kessler un año antes en Herning, Dinamarca, en ambos casos por unanimidad.

Sin embargo, a Kessler lo venció en la revancha el pasado 25 de mayo en Greenwich, Gran Bretaña.

En el venidero enfrentamiento del 31 de mayo en Wembley, Froch expondrá los cinturones supermedianos de la Federación Internacional (FIB, por cuarta ocasión) y el de la Asociación Mundial (AMB, por segunda vez).

“Estamos tratando de sobrepasar los límites de concurrencia y de la razón, de ahí que quisimos hacer esta pelea”, dijo el promotor Eddie Hearn a la revista “The Ring”. “Si hacemos una buena promoción creo que podemos conseguir al menos 60 mil personas en una noche histórica para el boxeo británico”.

Hearn, gerente general de la compañía Matchroom, expresó que el evento será tan grande que no solo los británicos asistirán al Wembley, sino también lo harán miles de amantes del boxeo de varios países.

Comenta sobre este articulo