Jorge Linares 18032014 fc451A los 28 años de edad, el venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares (36-3-0, 23 KO's) no es ningún improvisado entre las 12 cuerdas. Es más bien una amenaza para quienes encabezan la división ligera en el pugilismo de paga, en la actualidad..

Y hay que considerarlo muy en serio, porque es un genuino exponente de esa híbrida escuela venezolana de boxeo, en la que el buen estilo no está reñido con la voluntad de devolver cada golpe, si hace falta, en una batalla frontal como suelen hacer los guerreros mexicanos.

Sus mejores resultados, en la categoría pluma, constituyen un aval para Jorge Linares.

El 21 de julio de 2007 se apoderó del vacante fajín del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al superar por nocaut técnico en el décimo asalto al mexicano Oscar Larios, en el Mandalay Resort & Casino de Las Vegas, Nevada.

Después defendió con éxito su reinado, al noquear en ocho rondas al mexicano Gamaliel Díaz, en la Plaza de Toros de Cancún,

México, y por ese camino accedió a la vacante corona Súper Pluma de la Asociación Mundial (AMB), con KO técnico en cinco rounds a costa del panameño Whyber García, el 28 de noviembre de 2008, en el Centro de Convenciones Atlapa de Ciudad de Panamá.

Hizo una defensa exitosa de ese cetro de la AMB, ante el mexicano Josafat Pérez, el 27 de junio de 2009, en la Plaza de Toros de Nuevo Laredo, México, antes de sucumbir por nocaut en el primer asalto frente al también azteca Juan Carlos Salgado, en Tokyo, Japón, el 10 de octubre de 2009.

Su salto a los ligeros le deparó algunas alegrías iniciales, pero los objetivos más altos nunca logró conseguirlos… al menos, hasta ahora.

El mexicano Antonio De Marco le propinó nocaut técnico en el round 11, el 15 de octubre de 2011, cuando intentaba apoderarse del título del CMB, en el Staples Center de Los Angeles, California, y el 31 de marzo de 2012 perdió por la misma vía, en pleito eliminatorio, con el pegador mexicano Sergio Thompson, en Cancún.

Linares, quien nació en Barinas, aunque curiosamente reside en Tokyo, la capital japonesa, acaba de dar un paso gigantesco en aras de recuperar el terreno perdido y acercarse a una pelea por título mundial en la categoría ligera.

El 8 de marzo de 2014, el venezolano venció por decisión unánime al japonés Nihito Arakawa, en combate eliminatorio de los ligeros, bajo la égida del CMB.

En el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, Linares superó en toda la línea a Arakawa, a lo largo de los 10 rounds pactados, y de paso envió un mensaje de alerta a los líderes de la categoría ligera, quienes van a tener un hueso muy duro en este venezolano de 28 años, que intenta disfrutar nuevamente las mieles del éxito, “un sabor” que no le resulta desconocido.

Comenta sobre este articulo