Roy Cruz 22032014 2a70eDicen que para gustos los colores… y el entrenador mexicano Roy Cruz tiene claro los suyos. Para él, el boxeo cubano es aburrido y así lo dejó saber, sin medias tintas ni edulcoramientos.

“Yo digo que sí es aburrido porque tienen muy pocos movimientos. No son boxeadores de acción. No son como el estilo mexicano o puertorriqueño que les gusta ir para adelante”, dijo el preparador al diario El Sol de La Florida.

Cruz, según el rotativo, es uno de los entrenadores más reconocidos del sureño estado y cuenta en su gimnasio con más de 35 peleadores, varios de ellos con una carrera profesional. Aunque hasta la fecha ninguno haya acaparado reflectores.

Entre sus discípulos destacan mexicanos, puertorriqueños y cubanos, pero en la ocasión el centro de atención fueron los nacidos en la Mayor de las Antillas.

El primero en aparecer en la conversación fue Guillermo ‘El Chacal’ Rigondeaux (13-0-0, 8 KOs), máximo exponente de los púgiles cubanos en el profesionalismo. Acerca del santiaguero, doble monarca olímpico (Sydney 2000 y Atenas 2004) y vigente campeón súper gallo de la Organización y la Asociación Mundial de Boxeo (OMB y AMB), indicó que “es un boxeador muy bueno, pero el estilo de él es aburrido“.

Agregó que al Chacal no le gusta embestir ni jugársela al contragolpe. O sea, que en esencia -y aquí remarcó- “es muy aburrido”.

Dada su experiencia con boxeadores cubanos y sus polémicas declaraciones su interlocutor le pregunto cuál era la fórmula para cambiarle el estilo a un peleador. A lo que respondió que muchos boxeadores no rompen con el estilo amateur y es muy difícil cambiarles los hábitos a hombres que tienen sobre sus espaldas entre 300 y 400 peleas, “sobre todo los cubanos“, recalcó.

En cambio, aseveró que eso no sucede con los púgiles mexicanos y boricuas que por regla ya están listos para dar el salto al profesionalismo con apenas 30 o 40 peleas en el campo aficionado.

Cruz no quiso perder la oportunidad de opinar sobre un posible enfrentamiento entre su compatriota Saúl ‘Canelo’ Álvarez (43-1-1, 31 KOs) y el cubano Erislandy Lara (19-1-2, 12 KOs), el único de los cubanos que considera atractivo porque “le gusta pelear”.

Al respecto dijo que “después de ver lo que le hizo (Canelo) a Angulo, no pienso que Lara le aguante al Canelo. Al principio pensaba que sí, pero después de ver las dos peleas (Canelo- Angulo y Lara- Angulo) las dos fueron muy diferentes y el Canelo le gana”.

No obstante, el multifacético empresario-entrenador-promotor y manejador tuvo palabras de elogio para el cubano Rancés Barthelemy (19-0-0, 12 KOs): “realmente, en el peso 126 libras, no creo que nadie le gane. La van a tener difícil sus futuros rivales” y para los Domadores -escuadra cubana semiprofesional que participa en la Serie Mundial de Boxeo-: “traen bastante buenos talentos. Si ellos cambian el estilo un poco, van a tener mejor reputación”.

Reitero que para gusto los colores, pero creo que estas palabras de Roy Cruz, un total desconocido en el Arte de Fistiana, no pasan de ser una estratagema para promocionar su gimnasio One Punch, ubicado en Orlando. Simplemente por estos días Cruz está viviendo sus momentos de gloria.

Comenta sobre este articulo