Boxeadores 01042014 75529La semana pasada analizamos las posibilidades de dos veteranos mexicanos que buscan una nueva oportunidad de contender por un título mundial y el día de hoy retomaremos ese hilo para agregar a otros boxeadores de la misma nacionalidad, que se niegan a retirarse porque creen que aún están en condiciones para seguir activos en este deporte.

Hace diez años todos ellos estaban en gran forma. Con el tiempo algunos alcanzaron su máximo potencial, pero otros tantos fueron descendiendo a tal grado que parece increíble que aún sigan calzandose los guantes para combatir en un ensogado.

1.- Erik “Terrible” Morales (52-9-36 Nocauts)

Al comienzo del año 2004 no existía la menor duda de que el mejor boxeador mexicano en activo era Erik Morales y para respaldar tal estatus el 28 de febrero de ese año se agenció una cuarta faja tres diferentes divisiones de peso al derrotar al entonces campeón mundial súper pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) Jesús “Matador” Chávez.

Meses más tarde unificó con el salvadoreño Carlos “Famoso” Hernández y se agenció la correa mundial pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) a la que renunció tiempo después.

Pero el 2004 no fue un año redondo para él, sino de luces y sombras, ya que el 27 de noviembre perdió la trilogía con su némesis Marco Antonio Barrera, quien lo reemplazó como máximo exponente del pugilismo azteca.

Morales ya no recuperaría su esplendor y se metería en un tobogán del que después de diez años sigue sin salir. Pero aun así se las arregló para derrotar al filipino Manny “Pacman” Pacquiao y con el tiempo, conquistar la correa mundial súper ligera del CMB.

En la actualidad busca hacer un par de peleas antes de retirarse y es tal vez el único que entiende que ya no tiene nada que hacer en este deporte. Sin embargo, pareciera que su intención es decirle adiós al boxeo sintiéndose ganador.

2.- Juan Manuel “Dinamita” Márquez (55-7-1, 40 Nocauts)

El 2004 fue el año que cambió la vida del mexicano Juan Manuel Márquez, quien tras cuatro décadas de existencia, intenta convertirse en el primer mexicano en conquistar cinco títulos mundiales en diferentes divisiones de peso.

El 8 de mayo se enfrentó al filipino Manny Pacquiao en una batalla épica que terminó empate por un error en las anotaciones de uno de los jueces; Márquez caería en tres ocasiones en el mismo primer round de ese combate y se recuperaría para brindar una tunda al mejor pugilista asiático de la historia.

Previamente, el “Dinamita” unificó las coronas mundiales plumas de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la FIB y con ello se acreditó como uno de los mejores 126 libras del mundo, venciendo en pleito que se postergó durante meses al norteamericano Derrick Gainer.

El empate con Pacquiao generó un apetito de revancha en los aficionados, pero las malas decisiones de su manejador Ignacio Beristain desencadenaron una rivalidad que lleva cuatro capítulos y que de alinearse los astros los hará coincidir por quinta ocasión en un ring.

De todos los veteranos mexicanos que siguen luchando por ceñirse una faja del mundo, quien se encuentra en mejor forma física es Márquez. En su última pelea ante Timothy Bradley fue derrotado, pero ello no impidió que perdiera el enfoque que podría llevarlo este mismo año a disputar de nueva cuenta la faja mundial welter.

3.- Fernando “Cochulito” Montiel (51-5-2, 38 Nocauts)

Actualmente cuenta con treinta y cinco años de edad y si bien viene de derrotar al ex campeón del mundo Cristobal “Lacandón” Cruz, ha dejado de ser el mismo púgil que reinó en tres distintas divisiones de peso. Pero en 2004, con diez años menos, su carrera pintaba para cosas grandes.

A pesar de que venía de perder la faja mundial súper mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante el norteamericano Marc “Too Sharp” Johnson, en una pelea en la que se dio cuenta muy tarde que tenía las herramientas para derrotar al entonces doble monarca del orbe, se esperaba que a la postre recuperara su condición de monarca.

Así fue, pero un año más tarde ante Iván “Choco” Hernández. El 2004 le sirvió para que, de la mano de la naciente Golden Boy Promotions y noqueando a tres adversarios de forma consecutiva, se colocara en posición de recuperar la correa súper mosca de la Organización.

Además de agenciarse nuevamente el cinturón súper mosca, Montiel se convertiría en campeón mundial gallo en su segundo intento y luego se apoderaría de una nueva faja en la misma división de peso venciendo a domicilio al japonés Hozumi Hasegawa.

En la actualidad, está trabajando nuevamente con la empresa que lo llevó al estrellato en México, Promociones Zanfer. Pero parece muy difícil que pueda conquistar nuevamente un cinturón ahora que milita en la división de los plumas, en donde está dando muchas ventajas de peso al resto de sus competidores.

4.- José Luis “El Temible” Castillo (65-12-1, 56 Nocauts)

El 2004 fue el año en el que José Luis Castillo volvió a coronarse campeón del mundo, tras perder dos años atrás la corona mundial ligera del Consejo frente al norteamericano Floyd Mayweather Jr.

Ante el ascenso de división de Mayweather, el fajín vacante fue disputado el 5 de junio por Castillo, segundo clasificado del ranking mundial, y su compatriota Juan Lazcano, primer clasificado. Ganando el primero de forma convincente por la vía de los puntos.

Esa fue la mejor época del “Temible” Castillo, quien el 4 de diciembre derrotó en fallo dividido en defensa de su título al ex campeón mundial Joel Casamayor.

Un año después sería noqueado técnicamente por Diego “Chico” Corales en choque de unificación, en lo que fue la mejor pelea de la década pasada, y a partir de allí vino su descenso, ya que debido a su indisciplina y problemas de peso, algunas de sus victorias se vieron empañadas y otras más se cayeron el mismo día del pesaje.

Diez años después y con cuarenta años de edad, Castillo es un cartucho quemado y el solo hecho de que se niegue al retiro contribuye a manchar un legado que dejó huella en el boxeo mundial.

Comenta sobre este articulo