Showtime Malignaggi k20042014 82705Washington.-Ofreciendo una demostración de poder en sus puños, el campeón mundial welter Shawn Porter derrotó por nocaut técnico en el cuarto round al también estadounidense Paul Malignaggi, en Washington, Estados Unidos.

Las palabras de subestimación que “Paulie” Malignaggi lanzó al invicto “Showtime” Porter (24-0-1, 15 KOs) no se cumplieron sobre el cuadrilátero, donde el ganador le propinó una paliza al derrotado.

“El sistema de pelea de Porter es bastante básico”, había expresado Malignaggi antes de la reyerta, subestimando el nivel de su oponente. “Posee un buen corazón, pero no le he observado mucho talento físico”.

Tras la debacle, Malignaggi reconoció la calidad de Porter: “Realmente es un gran boxeador”, dijo Malignaggi, de 33 años y comentarista televisivo de la cadena Showtime. “No sé en estos momentos si tome el camino del retiro, pero puedo decir que perdí ante un gran campeón”.

En el asalto inicial, Malignaggi (33-6-0, 7 KOs) se movió con rapidez y a pesar de ello sufrió una cortadura en el pómulo izquierdo producto de un golpe de Porter, monarca de las 147 libras, versión Federación Internacional.

Malignaggi intentó desplazarse fuera de la zona de impactos, pero en el segundo Porter lo arrinconó contra las cuerdas, lo golpeó repetidamente y y casi lo hace caer a la lona, aunque el derrotado se abrazó como pudo a su victimario. Era, sin dudas, el presagio de que el combate no llegaría al final.

Ambicioso y sabiendo que sus impactos habían afectado a Malignaggi, Porter se lanzó con la artillería pesada para acabar las acciones. En varias ocasiones conectó con fuerza y el retador se limitó, más que a tirar, a evitar como podía los potentes golpes del campeón.

Ya en el cuarto, Porter salió a concluir las acciones ante un Malignaggi que era una presa herida y no podría resistir sus embates. Un gancho de zurda, seguido por un derecha corta al mentón llevaron a Malignaggi a la lona. El árbitro Sam Williams le hizo la cuenta y le permitió continuar.

De inmediato, una tromba se abalanzó sobre Malignaggi. Y la seguidilla de golpes, con tremenda potencia, hicieron caer nuevamente a “Paulie” completamente noqueado y muy cerca de una mesa de anotación.

Minutos después y con Malignaggi recuperado, los dos púgiles intercambiaron palabras en los oídos. “Me deseó lo mejor”, dijo Porter de 33 años.
“Necesitaba esta victoria sobre una persona que había cuestionado mi calidad”.

Porter señaló que no sabía qué esperar de Malignaggi sobre el ring, solo que era preciso salir con el brazo en alto. Y con indulgencia, reconoció la gran carrera de su oponente: “Paulie es un gran boxeador y siempre será alguien yo admire”.

Comenta sobre este articulo