Alex Leapai k22042014 e75d2Berlín.-Al igual que su pegada o su trayectoria, las palabras del múltiple campeón ucraniano Wladimir Klitschko hay que respetarlas. Por eso cuando afirma que está “hambriento” de nuevos triunfos es un mal presagio para cualquier rival.

Y este rival será el samoense, radicado en Australia, Alex Leapai, el 26 de abril en la Koenig Pilsener Arena, en Oberhausen, Alemania, donde Klitschko expondrá cuatro títulos de la división pesada.

“Sigo teniendo hambre de títulos y más que nunca”, dijo el más joven de los Klitschko a escasos días del enfrentamiento con Leapai. “Hce unos años pensaba que no podría mejorar, pero mi misión está lejos de haber acabado. Quiero boxear por lo menos 10 años más”.

A este pleito llega El “Dr. Martillo de Acero” (61-3-0, 51 KOs), con una década sin conocer el revés, desde aquel lejano 10 de abril de 2004, cuando perdió por nocaut técnico ante el estadounidense Lamon Brewster, en Las Vegas, donde discutían el cetro vacante de la Organización Mundial (OMB).

Esa faja cayó en poder de Klitschko cuatro años después, cuando se impuso por votación unánime al zurdo ruso Sultan Ibragimov, el 23 de febrero de 2008, en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Unos meses más tarde del fracaso, Ibragimov (22-1-1, 17 KOs) anunció que durante su carrera había acumulado suficiente dinero para vivir una cómoda vida en Rusia, por lo que colgaba definitivamente los guantes para dedicarse por entero a su familia.

Con posterioridad, Klitschko sumó el cinturón de supercampeón mundial de la Asociación Mundial (AMB) al doblegar por puntos al inglés David “Hayemaker” Haye, el 2 de julio de 2011, en Hamburgo, Alemania.

“Creo que la combinación de experiencia, habilidad atlética, técnica y estrategia me convierte en un profesional completo”, añadió Klitsckho, quien el 25 de marzo cumplió 38 años y radica desde hace varios años en Alemania.

Pero “Corazón de León” Leapai (30-4-3, 24 KOs) asegura que no le amedrentan los triunfos de Klitschko y que por el contrario está convencido que saldrá con los cuatro cinturones que posee su rival.
“Creo que este tipo (Klitschko) no se ha enfrentado a nadie con la potencia que yo tengo”, dijo Leapai. “Prometo que uno de nosotros va a ser noqueado, y no voy a ser yo. Para mí, no se trata de una pelea por la bolsa, sino de situar a Australia en el mapa y que el mundo sepa que contamos con grandes pesos pesados”.

Residente en Queensland, Australia, Leapai suma cinco victorias en línea, la última por unanimidad ante el ruso Denis Boytsov, el 23 de noviembre del año pasado en Bayern, Alemania.

El más reciente fracaso de Leapai ocurrió por nocaut técnico ante el estadounidense Kevin “Kingpin” Johnson, el 1 de abril de 2012, en Queensland, donde cayó sobre las cuerdas como un pesado fardo y no pudo levantarse.

Considerado como un púgil lento y de escasa técnica, Leapai tendrá que apelar a la fuerza de sus puños para derrotar al más joven de los hermanos Klitschko, quien a los ojos de los entendidos se impondrá por cualquier vía.

La mayoría de los expertos considera que Leapai está muy lejos de ser un oponente de consideración para Klitschko y que se convertirá en una víctima más de los puños del ucraniano.

Comenta sobre este articulo

daniel oscar Dijo:

quiero ver quien puede con Deontay Wilder.