Floyd Mayweather 29042014 75378Tan sencillo como la definición de una palabra es la fórmula que permitirá al estadounidense Floyd Mayweather Jr. derrotar al argentino Marcos Maidana, en el megacombate previsto 3 de mayo en la ciudad de Las Vegas: ¡virtuosismo!

Y solo con un púgil como “Money” Mayweather que arrasa sobre el ring y se mantiene invicto en 45 combates, se pueden enlazar los vocablos “sencillo” y “virtuosismo”.

Pero a los 37 años y basándose en una exquisito dominio técnico, es difícil “jugar” con los oponentes y más aún cuando Mayweather Jr. enfrentará a un pegador nato como “El Chino” Maidana, quien suma 31 triunfos antes del límite en 35 combates.

Ocho meses atrás el “Pretty Boy” Mayweather ofreció una convincente muestra escénica del “gato y el ratón” ante el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, cuando el 14 de septiembre le ofreció al joven azteca – y a todos los que observaron el duelo – una disertación de boxeo total.

Gracias a sus cualidades personales y dedicación para el entrenamiento, Mayweather Jr. se ha encumbrado y la gran mayoría lo reconoce como mejor libra por libra del mundo. Su filosofía se resume en “pegar y evitar” los golpes del adversario, concepto diametralmente opuesto al de Maidana.

Esa forma de pelea ofrece riesgos ante un Maidana que posee dinamita en sus puños y ya vapuleó a un hombre con estilo similar como el parlanchín Adrien “El Problema” Broner, el 14 de diciembre del pasado año, en el Alamodome de San Antonio, Texas.

Considerado por algunos como un “clón defectuoso” de Mayweather Jr., Broner no pudo evitar la cacería de Maidana, quien lo envió a la lona en el segundo y octavo rounds. El revés le deparó al sudamericano la corona welter de la Asociación Mundial (AMB), entonces en poder del norteño.

Para ajustarse a su estilo elusivo, Mayweather se entrena con pasión. Y para no ofrecer resquicios que puedan abrir las puertas a los puños de Maidana, se ha volcado con intensidad a los entrenamientos. Tanto es así, que ya suma ¡110! rounds de sparrings frente a peleadores con características similares a las del sudamericano.

Mayweather Jr. lo sabe: Tiene que estar al tope de su preparación y condiciones físicas para evitar las arremetidas del “Chino” Maidana, quien asegura está listo para lanzar más de 100 golpes por asalto y para cortar los desplazamientos del nacido en Grands Rapids, Michigan, y residente actual en la Ciudad del Pecado.

“Money” Mayweather es el favorito para ganar. Su dominio técnico es superior al que posee Maidana. Pero no puede confiarse. Debe “volar como mariposa” y “picar como abeja” porque un desliz puede provocar el primer revés de su carrera. Peor aún: por la vía del cloroformo.

Maidana saldrá al ataque desde el principio. Tomará la iniciativa con el propósito de presionar y cortarle el paso a Mayweather Jr., quien con su acostumbrada rapidez de piernas, movimientos de torso y enigmática guardia de costado, intentará escurrirse para evitar los fuertes impactos del sudamericano.

El factor psicológico, la inteligencia y mayor experiencia en peleas de título mundial también son elementos que favorecen a Mayweather Jr., un artífice en “convencer” a sus adversarios que carecen de posibilidades de vencer al “rey”.

En la medida que avance el combate y Maidana no consiga imponer el poderío de sus puños, la balanza se inclinará favorablemente a Mayweather Jr. Si llegan hasta el límite de los 12 rounds programados, tengo pocas dudas de quien saldrá con el brazo en alto: ¡Mayweather!

Será la lucha entre la pegada anestesiante y la mejor versión del estilismo. Maidana buscará poner fin al enfrentamiento antes del límite, en tanto Mayweather Jr., a base de agallas y energías, intentará burlarse del tiempo y de otro aspirante a destronarlo.

Con pocas palabras Mayweather resumió lo infructuoso que será para Maidana aplicar la dinamita de sus puños: “No se puede golpear lo que no se ve”. Así de sencillo podría ser.

Comenta sobre este articulo