JackieNava k16052014 af851Tijuana.-Después de un período de inactividad tras convertirse en madre, la campeona mundial mexicana Jackie Nava regresa al cuadrilátero para enfrentar a la venezolana Alys Sánchez, el 24 de mayo en el Auditorio Municipal de Tijuana, México.

Un año después de dar a luz a su hija Frida y 21 meses desde su último combate, “La Princesa Azteca” Nava (28-4-3, 12 KOs) vuelve en busca del título interino supergallo de la Asociación Mundial (AMB), que posee “La China” Sánchez (12-1-1, 4 KOs).

Nava, quien cumplió 34 años el 11 de abril, se mantiene como “campeona en receso” debido a su embarazo, que propició una licencia autorizada de la Asociación Mundial (AMB). La argentina Yessica “El Bombón Asesino” Marcos es la actual monarca unificada de la organización desde octubre de 2012, cuando noqueó a Dayana Cordero, en Mendoza, Argentina.

“Quiero recuperar mi título y me siento rápida, fuerte y con ganas de subirme ya al cuadrilátero”, dijo Nava, vencedora por la vía de los puños en el tércer asalto en su último pleito frente a Lisa Brown, el 18 de agosto de 2012, en Baja California, México.

La argentina Romina Arroyo fue designada para impartir justicia en el combate Nava-Sánchez y otras tres damas tendrán la responsabilidad de evaluar las acciones: Gloria Martínez, Carla Caiz y Lynn Carter, todas de Estados Unidos.

“No he descuidado ningún detalle, hemos hecho un gran trabajo de acondicionamiento, de velocidad, de potencia y he hecho sparring con compañeros de de mayor peso”, añadió Nava, graduada de Arquitectura en 2003. “El peso está controlado y voy a ofrecer una gran pelea a los aficionados”.

“La China” Sánchez, de 27 años, cayó por decisión dividida en su último compromiso ante la costarricense Carolina Arias, el 26 de octubre del pasado año en San José, Costa Rica, pero el enfrentamiento se pactó en las 118 libras, por lo que no estuvo en juego el cinturón en poder de la sudamericana.

Sánchez obtuvo el título interino ante la mexicana María Elena “Mary” Villalobos, el 8 de diciembre de 2012, en Kingston, Jamaica.

Comenta sobre este articulo