zonadeboxeo k07062014 2e4b2Canastota (Nueva York).-La tranquila villa de Canastota, ubicada en el condado Madison, de la ciudad de Nueva York, abre sus puertas el domingo 8 de junio a tres luminarias del boxeo profesional: el puertorriqueño Félix Trinidad, el estadounidense Óscar de la Hoya y el galés Joe Calzaghe, quienes serán exaltados al Salón Internacional de la Fama del Boxeo.

Inicialmente ubicado en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, la rica historia del pugilismo fue trasladada a la pequeña localidad de Canastota, donde radica el museo que a través de trofeos, medallas, guantes y otros objetos, exhibe en forma silenciosa, innumerables hazañas de la disciplina.

En 1990 se hizo el primer reconocimiento a 20 estrellas del deporte de los puños y en aquella ocasión estuvieron los imprescindibles Muhammad Alí, Joe Louis, Rocky Marciano y Joe Frazier

Pero también tres latinoamericanos, dos cubanos y un argentino, cuyas carreras estuvieron cargadas de triunfos relevantes: Kid Gavilán y José “Mantequilla” Nápoles, de la isla caribeña, junto al argentino Carlos Monzón.

Ahora con la inclusión de De La Hoya y Trinidad, el acto de 2014 también será un reconocimiento al aporte de los boxeadores de habla hispana, que han aportado grandes éxitos en el denominado Arte de Fistiana.

Para que tenga mayor significado la presencia de De La Hoya y Trinidad, ambos se enfrentaron en 1999, en aquel momento lejos de pensar que 14 años después juntos ingresarían al Salón de la Fama, ubicado en Canastota, Nueva York.

Convertido hoy en un exitoso empresario, “El Golden Boy” De La Hoya y “Tito” Trinidad protagonizaron el 18 de septiembre de 1999 una épica batalla que finalizó en triunfo mayoritario para el boricua, dueño de la faja welter de la Federación Internacional (FIB), el tanto el azteca cedió la del Consejo Mundial (CMB).

Campeón olímpico en Barcelona-1992, De La Hoya ganó 10 coronas mundiales en seis divisiones (superpluma, ligero, superligero, welter, superwelter y mediana) durante su carrera profesional que se extendió entre 1992 y 2008.

De La Hoya, quien nació el 4 de febrero de 1973, se retiró con récord de 39-6-0, 30 KOs. Pero en 2002, aún antes de colgar los guantes creó la poderosa promotora “Golden Boy Promotions”.

“Estoy honrado y agradecido por haber sido elegido, y le agradezco a todos los que han sido parte de este viaje”, dijo De La Hoya en un comunicado que dio a conocer el Salón de la Fama. “Este es el sueño de todos los que nos colocamos los guantes y subimos a un cuadrilátero”.

Y anadió: “Siempre esperas que, cuando todo termine, hayas hecho buenas peleas, entretenido a los fanáticos, y seas recordado por lo que hiciste en el ring”.

Trinidad, quien nació el 10 de enero de 1973, en Cupey Alto, Puerto Rico, fue campeón mundial en tres categorías diferentes (welter, superwelter y mediana) entre 1990 y 2008. Defendió la corona welter en 15 ocasiones y finalizó con 42 victorias, 35 por nocaut y tres reveses.

“Este es el mayor triunfo de mi carrera”, aseguró Trinidad desde su antal Borinquen, donde se convirtió en un ídolo de masas y era recibido con enormes caravanas después de cada victoria.”Es un gran honor para mí, para mi padre, para mi familia y también para todo el equipo que trabajó a mi lado”.

El combate entre De La Hoya y Trinidad generó 1,4 millones en ventas por pago-por-evento, lo que significó en aquel momento un récord para una pelea fuera de los pesos pesado. El propio De La Hoya posee el récord con 2,4 millones de hogares para el enfrentamiento ante Floyd Mayweather Jr. en 2007.

En esta oportunidad, además de Trinidad, De La Hoya y Calzaghe, fueron elegidos el árbitro Richard Steele, el promotor Barry Hearn, el periodista Graham Houston y el fotógrafo Neil Leifer.

Calzaghe, conocido como “El Orgullo de Gales” o “El Dragón Italiano”, concluyó invicto su pase por el boxeo rentado, con 46 victorias, 32 antes del límite. En 1997 conquistó el cinturón vacante supermediano de la Organización Mundial (OMB) y después lo defendió con éxito en 20 ocasiones.

Se alzó también con el cetro de las 168 libras, correspondiente a la Federación Internacional (FIB) y el Consejo Mundial (CMB). En 15 años en el boxeo de paga entre 1993 y 2008 no conoció el amargo sabor del revés, aunque combatió frente a los mejores hombre de su división.

Comenta sobre este articulo