CottoMartinez k07062014 5c3c4El puertorriqueño Miguel Cotto entró hoy en la historia del boxeo moderno al conquistar la corona mediana del Consejo Mundial frente al argentino Sergio Martínez en el Madison Square Garden de Nueva York.

Con su victoria por nocaut técnico en el décimo round, Cotto obtuvo el cuarto título en divisiones diferentes, un resultado que no había conseguido ningún otro peleador nacido en la Isla del Encanto.

Potentes golpes de “Junito” Cotto en el asalto inicial, derribaron en tres ocasiones a “Maravilla” Martínez, quien en todo momento se vio sin respuesta a la ofensiva del caribeño. Los miles de boricuas presentes en la instalación estallaron de alegría cuando el sudamericano besó la lona una y otra vez.

Tras el barraje de Cotto en la primera fracción, parecía que el pleito finalizaba, pero la campana salvó de la debacle al titular de las 160 libras. En lo adelante hubo prácticamente un solo púgil sobre el ring: Cotto.

Los siguientes capítulos fueron una copia al carbón de lo acontecido en los primeros tres minutos. Cotto llevaba la iniciativa, pegaba con fuerza y precisión, y Martínez se replegaba sin impactar con solidez a su adversario.

Cada vez que ambos intercambiaban en la corta distancia, los golpes de Cotto hacían mella en la anatomía de “Maravilla” Martínez, muy distante de sus épocas de gloria y de aquel peleador que arrebató el cinturón al mexicano Julio César Chávez Jr. en 2012, aunque en aquel pleito estuvo a punto de perder por nocaut.

Una combinación de Cotto en el noveno asalto, abrió una herida en el párpado derecho de Martínez. Al llegar a la esquina, el médico estimó que no estaba en condiciones de seguir. Y también el “segundo” de Martínez le informó al árbitro Michael Griffin que su discípulo no continuaría.

La decisión de los jueces fue idéntica. Guido Cavalleri, Max Peluca y Tom Scherer coincidieron en la votación 90-81 favorable al aspirante a la corona.

Cotto, ahora convertido en nuevo campeón mundial, señaló al concluir la reyerta que no tenía ningún plan inmediato, solo descansar y estar con su familia.

Para el puertorriqueño fue su octava victoria, con un revés en el emblemático Madison Square Garden, de Nueva York, en tanto Martínez tuvo su primer pleito en esa instalación.

Martínez, de 39 años, no combatía desde 13 meses atrás, debido a una lesión en la rodilla derecha. Y en esta presentación se vio débil e incapaz de asimilar los golpes de su adversario desde el mismo instante que se dio la voz de “A pelear”.

La última pelea de Cotto fue 5 de octubre de 2013 ante el dominicano delvin Rodríguez, a quien venció por nocaut técnico en Orlando, Florida.

Irónicamente Martínez había pronosticado que vencería a su oponente por la vía del cloroformo en el noveno asalto. Y fue al concluir ese período que no pudo continuar la reyerta.

Comenta sobre este articulo