JOnathanOquendo k30062014 07c25Después de una trayectoria exitosa que lo convirtió en el segundo tricampeón mundial más joven de la historia del boxeo mexicano, el mundo se le vino encima a Abner Mares el 24 de agosto del pasado año, en el StubHub Center, de Carson, California.

Esa noche, en un resultado sorpresivo el también mexicano Jhonny González le propinó dos caídas a Mares en el mismo primer asalto y le arrebató la corona mundial pluma del Consejo Mundial (CMB), además de destrozarle la condición de invicto.

Ahora, casi 11 meses después, Mares (26-1-1, 14 KOs) vuelve a la acción competitiva frente al puertorriqueño Jonathan Oquendo (24-3-0, 16 KOs), quien suma dos triunfos consecutivos y con elevado optimismo espera que el azteca le sirva de trampolín hacia la cima de las 126 libras.

Mares, de 28 años, se enfrentará a Oquendo, de 30, el 12 de julio, en el hotel y casino MGM Grand de Las Vegas, como respaldo al pleito entre el ex campeón mundial mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el zurdo cubano Erislandy “El Sueño Americano” Lara.

“Esa derrota jamás me llevó al suelo, nunca me metí en problemas, me dio un poco de tristeza, más que nada, pero ese es el riesgo que lleva uno en este deporte”, dijo Mares a “ESPNDeportes”. “Quizá no sea la última ver que pierda porque quiero pelear por muchos años y puedo perder una vez más, pero me tengo qué levantar y seguir peleando”.

Oquendo puede significar la resurrección de Mares, quien a raíz del fracaso se unió a Virgil Hunter, un avezado preparador que le ha devuelto la confianza en sí mismo para regresar a los planos estelares del pugilismo.

“Con el coach deportivo (Hunter) estuve durante tres meses, es un especialista que te hace ver lo que eres en tu deporte, lo que llegaste a lograr y por qué lo llegaste a lograr”, añadió Mares. “Me empezó a revivir ese Abner Mares que quizá se murió o lo dejé ir, así que me ayudó bastante y la ayuda de Dios, que es la más grande, y la de mi familia, me tranquilizaron”.

Mares, quien residen en Montebello, California, se convirtió en el segundo mexicano de menor edad en ostentar tres cetros mundiales, al vencer por la vía del sueño en el noveno episodio a su coterráneo Daniel Ponce De León, el 4 de mayo de 2013.

“Ha sido un tiempo muy largo y no puedo esperar más para escalar el cuadrilátero y escuchar como anuncian mi nombre nuevamente”, expresó Mares. “Oquendo es un peleador que inspira respeto, pero solo espero una victoria en mi regreso que me ponga en el camino de otro título mundial. No tengo otra opción: derrotarlo”.

El boricua Oquendo se impuso por unanimidad al jovencito mexicano Guillermo “El Borrego” Ávila, el 14 de marzo en Kissimmee, Florida.

La más reciente derrota de Oquendo se la propinó el también boricua Wilfredo Vázquez Jr. el 6 de octubre de 2012, cuando disputaron el título vacante Internacional supergallo de la Organización Mundial (OMB).

Comenta sobre este articulo