ChagaevOquendo k03072014 1e340Entre oscuros laberintos se mueven las organizaciones del boxeo actual. Y respaldadas por sus amplios poderes, toman inexplicables decisiones, muchas de ellas injustas y de favoritismo extremo hacia púgiles que no merecen las oportunidades que reciben.

Un caso reciente, que causa sorpresa en algunos e indignación en otros, es el combate que sostendrán por la corona mundial vacante de los pesos pesados, el uzbeko Ruslan Chagaev y el puertorriqueño Fres Oquendo, el 6 de julio en la Ahmat Arena, de Grozny, Rusia.

Con cinco triunfos consecutivos ante adversarios de poco relieve y ubicado en el tercer puesto de la clasificación de la Asociación Mundial (AMB), “El Tyson Blanco” Chagaev (32-2-1, 20 KOs) irá por el segundo título del orbe en su carrera, el mismo que ostentó en 2007 cuando se impuso por fallo mayoritario al ruso Nikolay Valuev, un gigante de siete pies de estatura, el 14 de abril de 2007, en Stuttgart, Alemania.

Chagaev fue declarado “campeón en receso” en julio de 2008 y un año después perdió el título al no disputarlo oficialmente.

A escasos tres meses de cumplir 36 años -el 5 de octubre -, Chagaev tiene poco que mostrar sobre el cuadrilátero, pero al margen de ello hay otros púgiles que acumulan mayores méritos para contender por el cetro de los pesos pesados de la AMB.

Son los casos del cubano Luis Ortíz, segundo en la clasificación y monarca Internacional de la propia AMB, o el ruso Alexander Povetkin, vencedor del propio Chagaev en 2011 y con un solo revés en su carrera profesional, éste a manos del ucraniano Wladimir Klitschko, rey de la división de los mastodontes.

Radicado en Miami y oriundo de la oriental provincia cubana de Camagüey, el llamado “Verdadero King Kong” Ortíz, suma 21 victorias, 18 por la vía del cloroformo, sin la sombra del revés. Solo tiene un resultado por decisión y dos por descalificación de sus rivales.

Idéntica situación para el boricua, radicado en Chicago, Fres Oquendo (37-7-0, 24 KOs), cuarto en la lista de los completos de la AMB por obra y gracia de los directivos de esa organización, pero carente de resultados que respalden ese puesto.

Oquendo, de 41 años, suma también cinco triunfos ante oponentes de poco relieve, después de dos reveses consecutivos en 2010, que lo llevaron a un retiro temporal de dos años. La más reciente victoria de Oquendo la obtuvo por nocaut en el segundo asalto versus el estadounidense Galen “El Chico Malo” Brown por nocaut en el segundo asalto, el 10 de mayo en Kansas City.

Como prueba de la calidad de Brown (42-27-1, 16 KOs), baste decir que acumula 27 reveses, cinco de ellos en sus últimas seis peleas. El éxito de Brown ocurrió por nocaut en el tercer asalto ante otro bulto de los pesos pesados, Rayshawn Myers (5-17-1, 3 KOs), el 13 de junio en Saint Joseph, Misouri.

El que gane entre Chagaev y Oquendo, dos descartes del pugilismo, tendrá la dicha de exhibir la corona pesada el 7 de julio, mientras otros contendientes siguen a la espera de cumplir con sus sueños.

Comenta sobre este articulo