mexicanito kameda Las Vegas.-Con un potente gancho al hígado, el campeón mundial japonés Tomoki Kameda anestesió en el séptimo asalto al tailandés Pungluang Sor Singyu, el 12 de julio, día que cumplía 23 años, en el MGM Grand de Las Vegas.

La victoria le permitió al invicto “Mexicanito” Kameda (30-0-0, 19 KOs) retener el cinturón mundial gallo de la Organización Mundial (OMB), que había obtenido
por unanimidad ante el namibio Paulus “La Roca” Ambunda, el 1 de agosto de 2013, en la ciudad nipona de Cebu.

Kameda dio una convincente demostración ante Sor Singyu, quien le ofreció tenaz resistencia durante los primeros cinco asaltos. Pero el nipón se movió con elegancia, contragolpeó con sus dos manos y continuamente evitó los encontronazos de su vecino asiático.

En el cuarto round, Sor Singyu conectó con fortaleza al rostro y el cuerpo del nipón, que se vio obligado a retroceder y en ocasiones a agarrarse de su rival para evitar el castigo.

Pero en el quinto, cuando el retador estaba en franco dominio del pleito, Kameda impactó con un recto de derecha al rostro y a partir de ahí el monarca se adueñó de las acciones hasta el desenlace final.

Un gancho cortico al rostro, seguido de otro a la zona hepática hizo caer hacia atrás a Sor Singyu como fulminado por un rayo. El árbitro Russell Mora inició el conteo pero de inmediato lo interrumpió al observar que el tailandés estaba fuera de combate.

“Estuvimos practicando en México esa mano izquierda al hígado”, dijo Kameda en español instantes después de concluir la pelea. “Sabíamos que teníamos que boxearlo los primeros asaltos para cansarlo, ese era el plan. Nunca me lastimó”.

Kameda, quien se entrenó primero en México, después durante siete semanas en Miami y mas tarde lo hizo en el gimnasio Pancho Rosales, del Distrito Federal mexicano, venía de un triunfo unánime en la primera defensa de la corona, ante el también namibio Immanuel “El Príncipe” Naidjala, el 3 de diciembre, en Osaka, Japón.
Sor Singyu, de 26 años, acumulaba 26 victorias, 31 por nocaut, con dos reveses. Tres de esos triunfos los obtuvo en 2013. El más reciente por nocaut técnico en el segundo asalto ante el filipino Romnick Magos, en Huaytalaeng, Tailandia.

El 20 de octubre de 2012, Sor singyu se adueñó de la faja vacante gallo de la OMB, al imponerse por unanimidad al filipino Aj “Bazuka” Banal, en Pasay City, Manila, Filipinas. Perdió el cetro por fallo unánime ante Ambunda, el 2 de marzo del pasado año, en Winhoek, Namibia. Cinco meses después Kameda derrotó a Ambunda y es el actual monarca de las 118 libras, versión OMB.

Comenta sobre este articulo