FernandoSaucedo k30072014 e443bEl campeón mundial cubano Rancés Barthelemy enfrentará al argentino Fernando Saucedo tras el acuerdo alcanzado por su promotora Warriors Boxing y Sampson Boxing, que representa al púgil sudamericano.

“Kid Explosión” Barthelemy (20-0-0, 12 KOs) conquistó la corona superpluma del orbe por fallo unánime frente al entonces monarca mundial dominicano Argenis “La Tormenta” Méndez, en pelea revancha efectuada el 10 de julio, en la American Airlines Arena, de Miami.

Antes Barthelemy anestesió a Méndez en enero, pero el pleito fue cambiado a NO Decisión, después que las autoridades de la Federación Internacional (FIB) aceptaron una apelación de los representantes de Méndez, en el sentido que el cubano le había pegado tras el sonido de la campana.

Ubicado en tercer lugar de la clasificación de la FIB, Saucedo, de 33 años, acumula 14 victorias consecutivas, todas en territorio argentino, después de sucumbir por unanimidad ante el indonesio Chris “El Dragón” John, el 5 de diciembre de 2010, en Jakarta, Indonesia, donde disputaron el cinturón pluma de la Asociación Mundial (AMB).

Ese pleito ante “El Vasco” Saucedo quizás sea el más fácil para Barthelemy, quien también sostiene una batalla legal con la promotora Bad Dog Productions.

Según se supo, Barthelemy y Warriors Boxing presentaron en el tribunal del condado Broward una demanda contra Bad Dog Productions, entidad que con anterioridad efectuó el mismo recurso legal contra el cubano.

“No nos han dejado otra opción que acudir a esta medida para limpiar nuestro nombre y el de nuestro boxeador”, dijo Leon Margules, abogado de la compañía Warriors, al diario “El Nuevo Herald”. “Ellos nos acusaron de muchas cosas falsas y ahora se sabrá hasta el último detalle lo que realmente sucedió”.

El documento judicial se basa en tres cargos: incumplimiento de contrato, fraude e interferencia negativa en los negocios para promover a Barthelemy.

Aunque la demanda explica el presunto incumplimiento de Bad Dog para invertir en la carrera del cubano, el elemento más álgido revela que esa empresa trató de inducir a Barthelemy a burlar la ley en octubre de 2012, forzándolo a que se declarara culpable de manejar bajo la influencia del alcohol, cuando iba de pasajero con su compañero Luis Franco en diciembre de 2012.

Por su parte, Richard Dobal, presidente de Bad Dog, explicó que su demanda contra Barthelemy está bien sustentada.

“Tenemos un caso sólido y gracias a Diso estamos en un país de leyes”, afirmó Dobal. “La verdad se conocerá en la corte. Hasta que llegue ese momento, no caeré en una guerra de palabras”.

Aunque la demanda contra Barthelemy la presentaron dos semanas antes de su combate frente a Méndez, se hizo pública luego que el cubano conquistara la corona, el 10 de julio en Miami.

“¿Qué casualidad que tratan de darle vida a esta demanda en estos momentos que he conquistado un título del mundo”, se preguntó Barthelemy. “Bad Dog no me aportó nada y por eso no tengo nada que temer. Sé que mis abogados se encargarán de aclararlo todo en la corte”.

Comenta sobre este articulo