Kovalev k16082014 c78d8El ruso Sergey Kovalev (25-0-1, 23 KOs) ya tiene quien le escriba un poema. Sullivan Barrera (12-0-0, 7 KOs), que nació en Cuba y vive en Miami, es el artista que quiere colocar sobre la anatomía del europeo todas las rimas posibles para hacerse notar en la dura división ligero pesada (175 libras).

Sin embargo su deseo manifiesto deberá esperar. El monarca mundial, en la versión de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), tiene programada el 8 de octubre una pelea unificatoria contra el mítico Bernand Hopkins, de 49 años y titular de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Quizás pueda parecer pretencioso, pero Barrera está convencido de contar con los recursos indispensables para superar al europeo, púgil que marcha invicto como profesional y es reconocido por tener una pegada demoledora.

En diálogo con el colega Jorge Ebro, del diario El Nuevo Herald, el cubano de 32 años explicó que en el combate de Kovalev ante Blake Caparello (19-1-1, 6 KOs), el australiano “lo tocó y lo derribó.Yo tengo también pegada y buen boxeo. Estoy seguro de que le puedo ganar, aunque ahora nadie me crea. Lo importante en estos momentos es ganar las dos próximas peleas y esperar el gran momento''.

Para lograr sus propósitos Barrera tendrá que bregar duro dado que actualmente está ubicado en el puesto 13 de las AMB, el 35 del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y no aparece entre los 15 primeros ranqueados de la OMB y la FIB.

Al respecto comentó que el año 2014 le ha traído cosas buenas.Primero, ha obtenido dos triunfos y ya tiene fechas reservadas para contender dos veces más antes de que concluya el año. Su próxima reyerta será el 20 de septiembre en el Foxwood Resort Casino de Connecticut, aunque desconoce el rival.

En segundo lugar, firmó con la promotora Main Events y cambió de entrenador. Ahora está bajo las órdenes de Abel Sánchez, cuyo púgil de cabecera es el temido pegador kazajo Gennady 'GGG'Golovkin (30-0-0, 27 KOs).

“Me siento contento con lo que está pasando en mi carrera. Tengo nueva promotora, nuevo entrenador y un manager, Luis Molina, que me está apoyando mucho. Ahora siento que estoy muy cerca del despegue definitivo'' dijo.

Aclaró que por el desconocimiento de los púgiles cubanos de los vericuetos del boxeo profesional es imprescindible una guía experimentada, cuya conducción despeje parte del camino para lograr trascender.

“Sí no encuentras a la gente ideal tu carrera se puede perder y los cubanos llegamos de la isla sin tener idea de lo complejo que es el boxeo profesional. Yo mismo llegué a pensar que todo había acabado en cierto momento. De haber tenido estas condiciones un tiempo atrás,ya habría sido campeón del mundo'', afirmó.

Sobre su trabajo junto a Sánchez aseveró que “no puedo pedir más. Entrenar con Abel es entrenar con sus boxeadores como Gennady Golovkin. Estoy aprendiendo muchísimo, puliendo algunos aspectos de mi estilo, desarrollando la pegada, que es tan importante en esta división. Es una situación ideal''.

Sullivan Barrera es natural de la oriental provincia de Guantánamo y tuvo una extensa carrera amateur. Representó a Cuba en varios torneos internacionales. Su distinción más importante la obtuvo en el año 2000 cuando se proclamó campeón mundial juvenil de peso mediano en la edición celebrada en Budapest, Hungría.

No obstante, su palmarés entre aficionados también recopila sonados éxitos sobre el estadounidense Chad Dawson (32-3-0, 18 KOs) y el kazajo Beibut Shumenov (14-2-0, 9 KOs), quienes luego se convertirían en campeones mundiales en el boxeo de paga.

Barrera reconoció que pretende pelear por un título mundial en fecha tan cercana como 2015. Dicho objetivo en apariencia parece poco probable. Aunque es evidente que su nuevo promotor vio algo diferente en él y en consonancia está buscando colocarlo cerca de las tres grandes figuras de las 175 libras: Kovalev, el haitiano canadiense Adonis Stevenson (24-1-0, 20 KOs) y Bernard Hopkins.

Comenta sobre este articulo