marcohuck 1e9d8Solo un milagro podría revertir la inminente y cruda realidad: el campeón mundial alemán Marco Huck debe vencer por cualquier vía al italiano Mirko Larghetti, el 30 de agosto en el Gerry Weber Stadium, de Halle, Alemania.

Para “El Capitán” Huck (37-2-1, 26 KOs) será la decimotercera defensa del título crucero de la Organización Mundial (OMB), que conquistó frente al argentino Víctor “El Tyson del Abasto” Ramírez, en agosto de 2009.

Apoyado en su mayor experiencia, Huck se permite menospreciar a Larghetti, quien se mantiene invicto en 21 pleitos, con 13 anestesiados, pero no ha enfrentado a un oponente de la calidad del alemán y además tendrá el primer pleito fuera de su país.

“Lo voy a hacer espagueti”, dijo Huck en tono burlón al sitio “BoxingScene.com”. “Esta será la primera y la última pelea de Larghetti por un título mundial. Cuando haya terminado con él, deseará nunca haber compartido el ring conmigo”.

De cumplirse los pronósticos y salir Huck con el brazo levantado, habrá igualado la hazaña del británico Johnny Nelson, quien detentó en 13 ocasiones la faja crucero desde 1999 hasta su retiro en 2005.

“Nelson fue un deportista excepcional, que no cedió su faja ante ningún reto”, añadió Huck. “Su estilo de combate no fue el más espectacular, pero sí resultó exitoso. Para mí es un gran honor tener la oportunidad de igualar su récord”.

Huck, de 29 años, viene de un triunfo por nocaut en el sexto asalto ante su compatriota, el zurdo Firat Arslan, en pelea revancha efectuada el 25 de enero, en la ciudad germana de Stuttgart.

En el primer pleito entre ambos, efectuado en noviembre de 2012, Huck se impuso a Arlans por unanimidad, en un combate tan cerrado que quedaron dudas sobre su triunfo. Dos jueces concedieron boletas de 115-113 y el otro 117-111, este último, según observadores, distante de lo sucedido sobre el cuadrilátero.

“A diferencia de lo que ocurrió con Nelson, no voy a ser derribado por un italiano en mi decimotercera defensa”, afirmó Huck al referirse al triunfo de inglés por fallo dividido ante el también italiano Vincenzo Cantatore, pero con una caída en el noveno asalto. “Mi propósito es derrotar a Larguehtti primero y después romper el récord de Nelson”.

El último fracaso de Huck se lo propició el ruso Alexander Povetkin por fallo mayoritario, cuando el alemán, nacido en Serbia, intentaba arrebatarle el título pesado de la Asociación Mundial (AMB).

Una buena parte de los que presenciaron la riña estiman que Huck mereció la victoria, aunque dos de los jueces se inclinaron por Povetkin.

Comenta sobre este articulo