Mayweather k28082014 93f37En el mundillo del boxeo, nada escapa a la voluntad del astro estadounidense Floyd Mayweather Jr, quien maneja a su antojo hasta los más mínimos detalles cuando decide enfrentar a algún adversario. Con sus acciones autoritarias, se comporta como un dictadorzuelo que ejerce todo el poder para alcanzar sus objetivos.

Existen pocas dudas que “Money” Mayweather es un hábil estratega dentro y fuera del encordado. Tiene olfato de empresario y conoce al dedillo los márgenes de tolerancia que puede otorgar a su oponente para limitarle las posibilidades de triunfo.

Así viene ocurriendo desde que el “Pretty Boy” se convirtió en figura idolatrada por los fanáticos, los promotores, los medios de prensa y, por supuesto, de las cadenas televisivas, que en última instancia llevan las imágenes de sus combates a cientos de miles de hogares.

No fue la excepción, sino todo lo contrario, un reforzamiento del poder de Mayweather Jr. la pelea que disputó frente al argentino Marcos “El Chino” Maidana el 3 de mayo y de la que obtuvo una victoria mayoritaria, que debió ser unánime.

En aquella ocasión, como sucede ahora para la revancha del 13 de septiembre, el boxeador sudamericano es un rehén del “Pretty Boy”. O cumple hasta con las más mínimas exigencias, o sencillamente no hay pelea.

Ni siquiera la Comisión del Estado de Nevada escapa a los propósitos del mejor libra por libra del mundo, quien es capaz de rechazar hasta las decisiones tomadas por ese ente deportivo. Una prueba del poder ilimitado de Mayweather sucedió en el primer pleito cuando la Comisión aprobó unos guantes de boxeo para Maidana y el múltiple campeón no lo aceptó.

Entonces el gladiador argentino tuvo que subir al cuadrilátero del hotel y casino MGM de Las Vegas, con los guantes designados por su rival. Un suceso realmente bochornoso para la Comisión y para el pugilismo.

Ahora la historia se repite: Marcos Maidana peleará con los guantes que Mayweather escogió, aunque hubo algunos pataleos del sudamericano y su entorno para utilizar otros con características diferentes.

Maidana quiso colocar en sus manos los guantes Everlast MX, pero Mayweather los rechazó y en su lugar precisó que debe combatir con los Everlast Powerlock, que tienen un revestimiento interior más suave en la zona de los nudillos.

“Maidana peleará con los guantes Powerlock”, anunció Leonard Ellerbe, director ejecutivo de Mayweather Promotions, compañía que se encargará de toda la organización de la velada del 13 de septiembre en la Arena Garden del MGM Grand, pese a que será la licencia de Golden Boy la que se presentó ante la Comisión Atlética de Nevada.

Días atrás y sin pelos en la lengua, Maidana fue directo al referirse al tema de los guantes, definiendo hacia donde sopla el viento en el boxeo actual.

“Vamos a negociar, vamos a ver qué se puede hacer, igual no quiero hacerle mucho caso porque él es quien manda y pone la moneda”, dijo Maidana a ESPN. “Creo que vamos a llegar a un acuerdo, pero al final serán los guantes que él quiera”.

Como era de esperar, las negociaciones no condujeron a ninguna parte y Maidana peleará con los guantes exigidos por “el emperador Mayweather”.

Comenta sobre este articulo