LucasMathysse 3092014 6f1beincinnati.- Aunque el argentino Lucas Matthysse expresa que posee mayor experiencia que su rival mexicano Roberto Ortíz, es consciente que ambos efectuarán una pelea de alto voltaje cuando se vean las caras el 6 de septiembre en Cincinnati, Ohio.

Reconocido como un fuerte pegador, “La Máquina” Matthysse (35-3-0, 33 KOs) disputará al invicto “Masa” Ortíz (31-0-1, 24 KOs) el cinturón Plata superligero del Consejo Mundial (CMB), que está en poder del azteca desde 2011 y que ha defendido exitosamente en 10 ocasiones.

“Hice una preparación muy buena, pero sé que es una pelea de alto riesgo, aunque hay que ver lo que trae Ortíz, dijo Matthysse a ESPN vía telefónica, ya en territorio estadounidense a donde llegó procedente de su natal Argentina.

Matthysse, de 31 años, necesitó el poder de fuego de sus poderosas manos para vencer por nocaut técnico en 11 asaltos al estadounidense John “El Martillo” Molina, el 26 de abril en el StubHub Center, de Carson, California, donde se adueñó de la faja vacante Continental de Las Américas, correspondiente al Consejo Mundial (CMB).

El pleito se convirtió en una batalla campal en la que Matthysse besó la lona en el segundo y quinto rounds y también sufrió una cortadura sobre el ojo izquierdo en el tercero por un cabezazo accidental.
Pero el pegador argentino también derribó a Molina en el octavo y el décimo, antes de que el árbitro Pat Russell decretara el fin de las acciones en el penúltimo round.

“Me preparé bien para el pleito frente a Molina, pero de repente te meten una mano y te enganchan. Me agarró bien pero me levanté sin problema”, añadió Matthysse. “Es algo que pasa en el boxeo”.
Previo a ese choque, Matthysse había sucumbido por votación unánime de los oficiales ante el estadounidense de origen puertorriqueño Danny “Swift” García, monarca superligero de la Asociación Mundial (AMB) y el Consejo Mundial (CMB).

Y también en esa riña Matthysse cayó al tapiz en el undécimo capítulo, producto de la pegada de “Swift” García, quien aún ostenta ambas coronas y mantiene inmaculado el casillero de los reveses, con 29 triunfos, 17 por la vía del cloroformo.

Molina argumentó que la experiencia será el factor clave para llevarse la victoria, ya que a lo largo de su carrera ha tenido mejores rivales que Ortíz, un adversario del que no puede confiarse, ya que tiene formidable pegada y ansias de incluirse en la cima de la clasificación de las 140 libras.

“Tengo que pelear a mi manera y espero imponer mi estilo de pelea”, precisó el sudamericano. “Sé que me han puesto favorito pero eso no me motiva, lo que me motiva es la oportunidad de pelear nuevamente por un campeonato”.

Para Ortíz, de 28 años, será la undécima ocasión en que somete a prueba el fajín de Plata del Consejo Mundial (CMB), que obtuvo por nocaut técnico en cuatro episodios ante el mexicano Antonio “Cañitas” Lozada, el 25 de junio de 2011, en Cozumel, México.

En su último combate, “Masa” Ortíz derribó en el quinto round a su connacional Ramiro “Xixime” Alcaraz, el 12 de abril pasado, en Cancún.

Comenta sobre este articulo