FloydMayweather50cent k09092014 ed452Hoy, si yo fuera Mayweather Jr., no cambiaría un centímetro de mi rutina de trabajo ni de mi estilo de vida. Poco me importa que me acusen de no leer bien, tal y como dijo el rapero Curtis Jackson (conocido como 50 Cent). Total, en el Arte de Fistiana tengo un doctorado y mi nombre, guste o no, estará en cada enciclopedia donde se mencione la palabra boxeo.

“El boxeo soy yo”. Nadie resumió tan bien mi legado como Kid Chocolate (Eligio Sardiñas). No es megalomanía, es la realidad. Virtud y reverencia para el Kid que se me adelantó cuando pronunció la que pudo ser mi frase predilecta a finales de la década del 20' o principios del 30'.

Hoy, a las puertas de mi revancha contra el argentino Marcos 'El Chino' Maidana, sigo siendo el número uno…¡Indiscutido! Me critican, pero soy -y lo repito cuantas veces sea necesario- el número uno en lo que hago. Y digo más, son pocos los que llegan a tener semejante rango en cualquier esfera de la vida y sobre todo, son capaces de sacarle tanto provecho.

No sabré leer, pero soy un profesional en toda la regla de la palabra. A la hora de tomar en serio mi trabajo nadie me supera. Cierto es que Maidana me complicó las cosas en la pelea del 3 de mayo -por eso es el segundo peleador que en mi ilustre carrera le concedo la revancha- pero está vez todo será diferente.

No suelo gritar a los cuatro vientos que conozco de mutaciones, pero ya hice los ajustes necesarios para dejarlo sin opciones. No me preocupa su boxeo, tampoco su estrategia de pegar cabezazos, codazos y rodillazos. Aunque no lo subestimo. Ese pecado nunca lo cometería.

En el MGM Grand de Las Vegas priorizaré la defensa. Mi mayor virtud. Esta vez no seré tan estático. No puedo exponerme a la pegada del Chino, su mejor arma. Nada de miedos, solo es precaución. En el pleito pasado logró conectarme -según Compubox- 221 veces, de ellas 185 de poder y nadie, desde José Luis Castillo en 2002, me había golpeado tanto. Los hechos imponen cambios.

Ya le gané la primera batalla. Maidana no usará sus guantes Everlast MX. Tendrá que utilizar los Everlast Powerlock que tienen mayor relleno. Esto es un deporte y no puedo -insisto- tolerar que alguien pretenda atentar contra mi salud.

A la ofensiva seré más incisivo. En el pleito pasado conecté apenas nueve golpes más que Maidana (230 por 221). Incluso él pegó con más poder que yo (178 por 185). En esta oportunidad no dejaré margen a las dudas. Desde ya puedo asegurar que los números de la sacrosanta Compubox serán diferentes.

Voy a pegarle… y a pegarle duro. Haré como dijo el gran Alí: 'flotaré como una mariposa y picaré como una abeja'.

Hoy, que visto el ropaje de Floyd Mayweather Jr., solo tengo para decirle al argentino: Maidana: “¡cuídate!”

Y casi lo olvidaba. Si Maidana quiere una pelea sucia… la tendrá.

Comenta sobre este articulo