traviesoarcejhonnyGonzalez k18092014 abc87Han transcurridos casi dos años desde que el mexicano Jorge Arce anunciara su retiro tras caer demolido en el tercer asalto por el astro filipino Nonito Donaire. Y aunque en aquella ocasión no cumplió con su palabra, ahora está decidido a colgar los guantes definitivamente si fracasa el 4 de octubre en el intento de conquistar la corona mundial ante su coterráneo Jhonny González.

“El Travieso” Arce (64-7-2, 49 KOs) tendrá la oportunidad ante González (56-8-0, 47 KOs) de obtener la sexta corona mundial en divisiones diferentes, pues su oponente ostenta el título pluma del Consejo Mundial (CMB).

“Estoy muy emocionado por la pelea que tanto había deseado”, dijo Arce, quien en algún momento de su carrera exhibió el cetro minimosca, mosca, supermosca, gallo y supergallo. “Voy por mi sexto campeonato mundial en casa y estoy seguro que voy a salir con el brazo en alto”.

Después de un período de inactividad en el que meditó la trascendencia de su decisión de abandonar el boxeo por el impactante revés ante el monarca “Flash” Donaire, el azteca Arce decidió regresar al cuadrilátero para buscar un nuevo oxígeno en su trayectoria.

Desde entonces, el experimentado púgil azteca suma tres victorias en línea, la más reciente por nocaut técnico en el octavo round frente a su compatriota y también ex monarca del orbe Jorge “Baby Face” Lacierva, el 14 de junio en Chiapas, México.

El pleito finalizó en el octavo capítulo cuando Lacierva no pudo continuar peleando debido a una lesión en su hombre izquierdo, que había ocurrido en cuarto asalto, donde también recibió conteo de protección. En esa misma fracción a Arce le descontaron un punto por pegar después de la orden del réferi de detener las acciones.

Y nuevamente al “Travieso” le quitaron otra unidad en el séptimo por ignorar las orientaciones del tercer hombre del cuadrilátero. A pesar del trauma, Lacierva se mantuvo en la reyerta hasta que el dolor y la dificultad para mover la extremidad superior izquierda le obligaron a retirarse.

De acuerdo con informaciones de sus allegados, Arce ha tenido un campamento de preparación que se extiende por 12 semanas en Los Mochis, Sinaloa, su ciudad natal y donde se efectuará el combate ante González.

Pero a los 35 años y con más de 70 combates en las filas rentadas, Arce sabe que la próxima confrontación será decisiva en su carrera. “De vida o muerte”, como se dice simbólicamente en el argot pugilístico.

“Si llegara a perder, sería un buen momento para decir adiós ante un gran campeón como lo es Jhonny González”, afirmó Arce al diario mexicano “El Universal”. “Sería un momento bonito para decir adiós en mi tierra, en mi casa y ante mi gente y en la búsqueda de un gran título como lo es el del CMB (Consejo Mundial)”.

Pero “El Travieso” aseguró que en caso de salir victorioso, deberá continuar al menos por dos pleitos más, pues tiene firmado un contrato que bajo esa premisa lo obliga a mantenerse en los encordados.

“Si gano, tengo un contrato firmado y no me puedo retirar”, explicó Arce al diario via telefónica. “Tengo que darle la revancha a Jhonny y lógicamente espero ganar para seguir trabajando”.

González, de 33 años, suma cuatro victorias desde que sucumbió ante Daniel Ponce de León, el 15 de septiembre de 2012, en el hotel y casino MGM Grand de Las Vegas, donde perdió la corona pluma del CMB que poseía desde un año antes y había defendido exitosamente en cuatro ocasiones.

No obstante, González dio la gran sorpresa al reconquistar el cinturón por nocaut en el primer asalto frente a Abner Mares, en el StubHub Center, de Carson, California.

Comenta sobre este articulo